• Diario Digital | Miércoles, 20 de Febrero de 2019
  • Actualizado 00:07

El ex alcalde de Marbella ingresa nuevamente en el CIS de Botafuegos por orden judicial

IAM/Redacción El exalcalde de Marbella Julián Muñoz ha ingresado en el Centro de Inserción Social (CIS) Manuel Montesinos de Algeciras después de casi un año fuera del mismo por motivos médicos. Entonces se le permitió regresar a su domicilio con un dispositivo telemático de control.

El ex alcalde de Marbella ingresa nuevamente en el CIS de Botafuegos por orden judicial
IAM/Redacción El exalcalde de Marbella Julián Muñoz ha ingresado en el Centro de Inserción Social (CIS) Manuel Montesinos de Algeciras después de casi un año fuera del mismo por motivos médicos. Entonces se le permitió regresar a su domicilio con un dispositivo telemático de control.

El abogado de Muñoz, Antonio José García Cabrera, explicó que ya está trabajando para interponer un recurso contra esta decisión. Por el momento, deberá permanecer en el centro hasta que haya una resolución.La decisión de su vuelta al CIS, sobre la cual el letrado del exalcalde desconoce los motivos, llega días después de que se hayan difundido imágenes de Julián Muñoz bailando sevillanas de madrugada en un bar.En febrero de 2017 el juez central de vigilancia penitenciaria de la Audiencia Nacional accedió a la petición del exalcalde marbellí de cumplir lo que le restaba de condena en su casa, atendiendo a su delicado estado de salud.El auto señalaba que Julián Muñoz sufre una pluripatología crónica de carácter cardiovascular metabólico y respiratorio y que “su pronóstico vital es desfavorable a medio plazo”.Sobre el exregidor de Marbella recaen siete condenas firmes por un total de 22 años de prisión, si bien la Audiencia de Málaga estableció que solo tenía que cumplir un máximo de 20 años tras la acumulación de condenas por el caso Malaya contra la corrupción.Su estado de salud le permitió el traslado desde la prisión de Alhaurín el Grande (Málaga) al CIS de Algeciras bajo el régimen de tercer grado y, desde febrero del pasado año, regresar a casa con un dispositivo de control telemático.