• Diario Digital | Viernes, 14 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 16:14

El Open Arms atraca en el puerto de Crinavis, donde desembarcan los 87 inmigrantes de a bordo

IAM/Redacción. El buque Open Arms, en el que viajaban 87 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo, entre ellos 12 menores de edad, ha llegado en la mañana de este jueves al puerto de Campamento, en San Roque.

El Open Arms atraca en el puerto de Crinavis, donde desembarcan los 87 inmigrantes de a bordo
IAM/Redacción. El buque Open Arms, en el que viajaban 87 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo, entre ellos 12 menores de edad, ha llegado en la mañana de este jueves al puerto de Campamento, en San Roque.

En torno a las 8.45 horas, el barco ha llegado a una zona de calado del puerto de Crinavis, previsto para su atraque, y ha sido una media hora después cuando se ha producido el desembarque.

Alguno de los inmigrantes que llevaban ya una semana de travesía a bordo del barco portaba una pancarta en al que se podía leer Gracias España y en la que había dibujado un corazón.

En el muelle, un Equipo de Respuesta Inmediata de Emergencias (ERIE) de Cruz Roja ofrecía una primera asistencia sanitaria en puerto. Asimismo, esperaban al barco un dispositivo de Policía Nacional, Guardia Civil así como personal de Acnur y Cear.

Está previsto que, tras este primer triaje de Cruz Roja, pasen a disposición de la Policía Nacional en el Centro de Acogida Temporal de Extranjeros (CATE) de Campamento, donde permanecerán un máximo de 72 horas para su identificación, y de donde pasarán a una fase de derivación a los dispositivos sociales y de acogida previstos.

El Gobierno ha aclarado que a estos inmigrantes no se les atribuirá ningún estatus especial, como sí se hizo con los que viajaban en el Aquarius, y que serán tratados como el resto de inmigrantes rescatados en el Estrecho.

Sin embargo, según ha señalado el portavoz de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) en Algeciras, Andrés de la Peña, los efectivos de Acnur en la provincia se han desplazado hasta la zona dado que ya se conoce que la mayoría son de Sudán, por lo que es previsible que se les aplique la normativa de protección internacional y asilo.