• Diario Digital | Sábado, 16 de Febrero de 2019
  • Actualizado 10:29

Remolcadores de la Bahía advierten de la paralización de su actividad si no se aplica la reserva de bandera

Los delegados de personal de los remolcadores de la Bahía de Algeciras han denunciado que con la entrada en vigor el próximo 24 de marzo de 2019 del reglamento de la Unión Europea 352/2017, sin la imposición por parte del Estado Español de la reserva  de bandera, ocasionaría un grave perjuicio socio laboral al colectivo de remolque.

Remolcadores de la Bahía
Remolcadores de la Bahía
Remolcadores de la Bahía advierten de la paralización de su actividad si no se aplica la reserva de bandera

Este mismo reglamento de la UE 2017/352 recoge la posibilidad de imponer un requisito de bandera de los estados miembros, que ya aplican países como Francia y Alemania para garantizar la legalidad laboral del país, respetando tanto los principios de la libre competencia como las obligaciones en el ámbito de la normativa social y laboral que se aplican en el Estado miembro.

El colectivo expresa su sorpresa porque a menos de dos meses de la entrada en vigor del reglamento, el Estado español no se ha pronunciado al respecto, ni consta anuncio alguno de licitación para imponer un requisito de bandera. La única información, sin poder confirmar su veracidad, son comunicados de sindicatos tales como CCOO y UGT, en la que la representación del sector de remolque es irrelevante.

Los trabajadores de Remolcadores Bahía de Algeciras reunidos en asamblea el pasado lunes, ratifican las decisiones acordadas  en la pasada asamblea de la Plataforma de Trafico interior, representada por más del 80 % del colectivo de remolque a nivel nacional,  y advierten de la paralización de la actividad remolquera en la Bahía de Algeciras, si el Estado Español no aplica la reserva de bandera  nacional y así evitar el abanderamiento de los remolcadores portuarios en países extranjeros, lo que conllevaría la aplicación de la legislación laboral del país enarbolado, destrozando las condiciones socio laborales y de seguridad marítima que existen actualmente, escapando al control del Estado la cualificación y formación del nuevo personal, provocando pérdidas de empleo y precariedad laboral a un colectivo que cuenta con más de 1500 empleos directos en el sector.

Los trabajadores aclaran que no están en contra de la libre competencia ni de que ejerzan su derecho al mercado laboral cualquier trabajador sea cual sea su nacionalidad, siempre y cuando sea en virtud del cumplimiento de la normativa social y laboral del país sin que haya una competencia desleal.