• Diario Digital | Martes, 22 de Enero de 2019
  • Actualizado 13:32

Alberto López: Lágrimas por el Campo de Gibraltar

IAM/A.L. Estamos indefensos en el Campo de Gibraltar, no nos representa nadie. Aquellos que hemos escogido para hacerlo permiten que se abuse de esta tierra de una manera tal,  que sobrepasa el bochorno para alojarse en el ridículo.

Alberto López: Lágrimas por el Campo de Gibraltar

IAM/A.L. Estamos indefensos en el Campo de Gibraltar, no nos representa nadie. Aquellos que hemos escogido para hacerlo permiten que se abuse de esta tierra de una manera tal,  que sobrepasa el bochorno para alojarse en el ridículo.

No son la solución, son parte del problema, usted debe tomar una decisión porque su tierra le necesita más que nunca. 

No hablaré de agravios comparativos, de trenes que no llegan o casos de corrupción… son temas tan evidentes como comunes, nos ocupan cosas  más serias. 

Nos envenenan día a día, hasta el punto de que la Unión Europea pide datos sobre la contaminación del agua en la Bahía de Algeciras,  que España no da, soportamos en la comarca  el 48 % de la producción industrial de toda Andalucía, somos un vertedero. Es todo tan evidente que han tenido que ser eurodiputados británicos los que “pidan esos datos”.

 De estudios epidemiológicos y niveles de mortalidad record en España ni hablamos, eso “va en el lote”, ¿Respira bien caballero? ¿Y sus hijos?

De eso estamos hablando, de algo vital para la vida en el Campo de Gibraltar, el aire y el agua. Venden nuestro patrimonio natural por un puñado de monedas, meten la tijera hasta en el Parque Natural de Los Alcornocales ofreciendo el 10 % por 300 millones. Ya está prevista la aniquilación de especies, parajes y ecosistemas de nuestro entorno.  

La regla es básica, más contaminación, menos naturaleza y bombas mediambientales en la Bahía propiciadas por empresa que dicen estar “entre vecinos” pero son cómplices imprescindibles para que nuestra Bahía sea la mayor, más barata y menos segura gasolinera del Mediterraneo.

Por cierto, defraudando dichas empresas 2.000 millones de euros a las arcas de todos…con vecinos como vosotros así nos va. Y aquí ando, con la mirada triste mirando mi tierra, tecleando por dar salida a mi ira, consciente de que en el fondo esto no sirve de nada porque en nuestra apatía está  nuestro pecado y penitencia

¿Qué mas necesitas que nos hagan ciudadano del Campo de Gibraltar?

No busque aquellos que escogimos para representarnos,  “son alcaldes de pacotilla”, de “fotomatón”, no merecen una línea porque forman parte del problema,  no se enfrentarán nunca ni al capital ni a su partido (que es lo mismo) por esta tierra.

Siquiera se pronuncian pese a que la sociedad es un clamor.   

Dios, que pena me da mi pueblo.