Algeciras al minuto

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:34
Historia

La Feria de Algeciras... Una ausencia poblada de recuerdos

Algeciras vive estos días la ausencia, por segundo año consecutivo, de la que estaría siendo la celebración de su Feria Real. El que con toda probabilidad sea el evento por antonomasia de la ciudad pasea estos días por el imaginario sentimental del algecireño, que suple la ausencia de su celebración con el recuerdo.

Con tal motivo, la asociación Memoria de Algeciras nos trae este domingo un paseo por el pasado de la fiesta, deteniéndose en distintas épocas de su historia a través de las imágenes que más huella dejaron en cada momento.

Para hablar del origen de la Feria, hay que remontarse a 1850, cuando Su Majestad la Reina Isabel II agracia a la ciudad con el Real Permiso para celebrar una feria anual. La cédula real se emite el 28 de febrero de 1850 y el primer cartel de la Feria se publica el 9 de mayo del mismo año.

PRIMER CARTEL 1850

Desde este momento, la ciudad vivirá su Feria en distintos emplazamientos históricos. Inicialmente, el ferial se instala en la zona baja de El Calvario (actual avenida Blas Infante), desde 1850 hasta 1868, ocupando el espacio comprendido entre el parque María Cristina y la acera entre las calles Ancha y Convento.

Posteriormente pasaría a la zona alta de El Calvario, entre 1869 y 1956, desde el parque hasta la escalinata de acceso a La Perseverancia.

En 1957, el ferial se traslada a la avenida Fuerzas Armadas, donde permanecería hasta 1966 en los terrenos a espaldas del parque.

En 1967, la Feria se traslada a su actual emplazamiento, que ya no abandonaría.

Casetas

Las primeras casetas eran barracones cubiertas por helechos y juncias. La del Ayuntamiento, que antes fue una tienda de campaña muy grande, se convirtió en 1884 en pabellón municipal, siendo alcalde Juan Duarte. En 1880, el Casino inauguró una magnífica caseta que funcionó hasta 1914, construyendo, el año siguiente, el pabellón que luego sería el Casino Cinema.

En 1927 se instala por primera vez la caseta de Los Juncales. Más tarde se instalaron la de La Guarnición (oficiales y suboficiales) y, en los años cuarenta, una caseta organizada por un grupo de amigos que se llamó Poso Jondo.

Cabalgata

Al principio sólo había como preámbulo de Feria, la diana: la banda militar a primera hora de la mañana, que salía tocando pasacalles. En 1942 se anuncia que el sábado 13 de junio habría retreta floreada precedida de gigantes y cabezudos. Al año siguiente, salió la primera cabalgata como anunciadora de la Feria, dotando de un premio de 1.000 pesetas a la mejor carroza.

La Coronación

En 1961 hubo una reina designada por la organización sindical y fue elegida la señorita Olga López Pérez. Al año siguiente, se implantó la norma de nombrar Reina y Corte de Honor.

El sistema elegido para dicha elección era por turno rotativo en orden de antigüedad, siendo las distintas sociedades que montaban casetas las que elegirían cada una a su reina. De éstas, sería la Reina la que le tocará ese año y, el resto, formarían la Corte de Honor.

Así, como el Casino era la sociedad más antigua le correspondió elegir en primer lugar y el nombramiento recayó en la señorita Lourdes Oriente Guarido.

En 1968 se hizo el primer acto de coronación, recayendo ese año, elegida por Los Juncales, en la señorita Beatriz Cervera Arango.

En 1969 se acordó nombrar también Reina Infantil y se eligió a la niña María del Carmen Muñoz Madrid.

Ese mismo año, se pronunció el primer pregón de Feria, pronunciado por Jesús de las Cuevas.

Fuegos artificiales

Los fuegos artificiales se celebran desde el primer año de Feria, siendo algunos acuáticos como el de 1904, 1965 o en 1975, que se hicieron el primer sábado después de la cabalgata.

Algunas curiosidades

En 1866 se inaugura la plaza de toros La Perseverancia, que sería un emblema durante décadas no sólo de la fiesta nacional, sino también de la propia imagen de la ciudad.

En 1942 se organizó un concurso de feos, que dotaba de un premio de 100 pesetas al dudoso honor del participante más "horroroso".

En 1945, el alcalde José Gázquez encarga a Domingo Infante que construya una portada en forma de pandero con una obertura, simulando la puesta en escena que había visto en Sevilla de la artista Juanita Reina. El gigantesco pandero, erigido sobre siete escalones de piedra de mármol, sería un acontecimiento en toda España, convertido en noticia nacional por el periódico ABC, que lo escogió como foto de portada.

En 1969 se inaugura la plaza de toros de Las Palomas. Reemplazaría a La Perseverancia, que quedaría en la añoranza de los algecireños.

En 1979 una mujer es por primera vez presidenta de la Comisión de Festejos de Algeciras. Se trataba de Silvia Alonso. Habría que esperar a 1982 para encontrar a la primera mujer pregonera de la Feria, que sería la locutora y poetisa Dolores García Gamba.

La Feria de Algeciras... Una ausencia poblada de recuerdos
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad