Algeciras al minuto

  • Diario Digital | domingo, 16 de mayo de 2021
  • Actualizado 21:29
Ocio/Cultura

El sonido rotundo y electrizante de Max Nata cautiva al público de la sala Mc Cartney

Ritmo a raudales y música en estado puro. El grupo Max Nata reivindicó el sonido y la magia del directo en la tarde noche de este sábado, donde la sala Mc Cartney se volvió a vestir de cultura independiente cumpliendo con las restricciones de aforo y seguridad como consecuencia de la pandemia.

La voz de Lorenzo Natali, rotunda y negra, cavernosa y suave, resonó en los muros de la sala de la calle Juan Morrison con los inconfundibles y contagiosos ecos del mejor rock, funk, folk, rockabilly y blues. Una propuesta musical con mucha personalidad e inclasificable.

A principios de 2016, Max Nata publica su primer disco totalmente autoeditado “Bocanegra” grabado en estudio Gonzo (Tarifa)en el que se puede saborear la variedad de estilos y su sonido exclusivo, rock trepidante y melancolía expectorante, canciones nuevas con aroma sureño embadurnante de coco que promete ser fascinante, todo 100% original con gusto crocante.

Una vez más, la sala Mc Cartney hizo bandera de la cultura independiente. Y una vez más, el acertado objetivo de Tomoyuki Hotta estuo allí para inmortalizarlo.

El sonido rotundo y electrizante de Max Nata cautiva al público de la sala Mc Cartney