Algeciras al minuto

  • Diario Digital | miércoles, 15 de julio de 2020
  • Actualizado 03:14

Alumnos del IES Kursaal ganan un premio internacional sobre investigación científica

El IES Kursaal de Algeciras presentó cuatro proyectos a los “International StemAwards” que este año se iban a realizar en la Universidad de Milán. Había un proyecto de control y análisis de la calidad de las aguas con un robot submarino de bajo coste creado por los alumnos, llamado ROV Peral, en honor el ingeniero naval español que creo el primer submarino torpedero.
alumnos participantes
alumnos participantes
Alumnos del IES Kursaal ganan un premio internacional sobre investigación científica

Con este robot se analizaron tanto las aguas saladas (playa de El Rinconcillo y Getares) y aguas dulces (laguna de Huerta de las Pilas y Río Pícaro) de Algeciras.

El segundo proyecto es una Nariz robótica, diseñada y programada por los alumnos, donde se analiza la calidad del aire de Algeciras en tiempo real, para poder hacer un estudio estadístico de las mismas, y con el un mapa de la calidad del aire en nuestra ciudad.

El tercer proyecto consistía en hacer un estudio de todos los deportes federados para personas con discapacidad visual y/o auditiva, e implementar y programar mejoras robóticas de bajo coste para los mismos, así se han realizado más  de 21 mejoras tecnológicas distintos deportes, desde pabellones con instalaciones de luces para el control del juego (con un mando para el árbitro) de futbol, balonmano y baloncesto para personas con discapacidad auditiva, pasando con sensores de presión para la petanca hasta sensores auditivos para nadadores con problemas de visión que los avisa cuando deben dar la vuelta en la piscina. Este proyecto se ha llamado Pabellón-Multisensorial.

El último proyecto presentado es Smart-Door, un proyecto que usando la robótica, mejora el consumo energético, y por ende reduce la contaminación, de las casas de los habitantes del Ártico, ya que se usan materiales de la zona para su construcción (como una versión del cemento romano) o para su calentamiento (jarrones de barro a modo de estufas de las trincheras de la primera guerra mundial). El sistema se completa con una doble puerta inteligente controlada por un robot, que crea un espacio de intercambio de temperatura que reduce el consumo energético.

Estos cuatro proyectos fueron seleccionados para la final europea que debería haberse realizado en la Universidad de Milán por el mes de abril. Tras los acontecimientos acaecidos por el Covid-19, se decidió realizar la muestra y las pruebas para dirimir a los ganadores de una manera online. Los alumnos realizaron un esfuerzo extra y entregaron todas los nuevos requisitos para la final online, ya que debían hacer reuniones virtuales, no disponían de los proyectos en casa y todo el trabajo se hacía en inglés.

Pues bien, el pasado sábado 23 de mayo, se dieron a conocer los ganadores en una webminar online con más de 1.600 participantes de más de 20 países, resultando que el proyecto Smart-Door quedó tercero en la categoría “Energy and Environment”.

Así, los alumnos vieron su duro trabajo, antes y durante el confinamiento, recompensando, ya que cuatro proyectos de un Instituto público del sur del sur estén en esta final internacional es un ejemplo del nivel de enseñanza de nuestra comarca, con acciones como las que lleva a cabo durante todo el año la asociación de profesores de amigos de la ciencia, Diverciencia, y el hecho que haya sido reconocida su calidad internacionalmente muestra que el proceso de enseñanza-aprendizaje sigue durante la pandemia.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad