Algeciras al minuto

  • Diario Digital | jueves, 23 de septiembre de 2021
  • Actualizado 23:33

La comunidad educativa y los vecinos vuelven a pedir el arreglo del colegio Campo de Gibraltar

Desde las puertas del colegio público Campo de Gibraltar hasta la entrada del Ayuntamiento, padres y madres de alumnos del colegio Campo de Gibraltar y vecinos de la barriada de La Bajadilla han recorrido las calles de la ciudad para el demandado arreglo de las instalaciones del centro.
manifestación
manifestación
La comunidad educativa y los vecinos vuelven a pedir el arreglo del colegio Campo de Gibraltar

Un centenar de personas ha respondido a la convocatoria de la asociación de madres y padres del colegio y muchos niños y niñas, alumnos del colegio de La Bajadilla, han participado en la protesta.

La presidenta de la asociación, María José Benítez, recordó que esta asociación lleva dos años reclamando "una cosa muy sencilla y concreta que en cualquier país civilizado de este planeta estaría ya arreglado desde hace años: que arreglan un muro declarado en ruinas hace once años y que se vuelva a abrir el patio del recreo que lleva esos mismos años cerrado".

Juan Miguel León Moriche, vecino del barrio y colaborador de la asociación, declaró que "la incompetencia, la negligencia, la soberbia o el racismo del alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, y de su equipo de Gobierno no han sido capaces de hacerlo hasta el momento. Lo único que han hecho hasta ahora es mentir, hacer falsas promesas y descalificar a esta asociación de madres y padres”, agregó.  

La manifestación ha recibido el apoyo de muchas personas y organizaciones políticas y sociales. El PSOE, Izquierda Unida, Adelante Andalucía, Podemos o la federación de asociaciones de vecinos de Algeciras, los sindicatos Comisiones Obreras (CCOO) y Confederación General del Trabajo (CGT), o la Marea Verde del Campo de Gibraltar han estado presentes en la marcha.

Los manifestantes se han dirigido primero a la urbanización Torrealmirante, vecina de La Bajadilla, donde han podido comprobar el estado del muro en ruinas y cómo el mismo patio, el suelo y las paredes restantes también están deteriorándose. La marcha ha continuado luego por el centro de Algeciras hasta llegar a las puertas del ayuntamiento, en la calle Convento, donde representantes de la asociación de madres y padres han pronunciado unas palabras. Otros lemas coreados por los manifestantes han sido: ¡La Bajadilla también es Algeciras!, o ¿Dónde está el dinero de la educación?

León Moriche criticó que una semana antes la concejala de Educación, Lara Ruiz, se reuniera con representantes de las asociaciones de vecinos de La Bajadilla para que no apoyaran la manifestación, o que ayer la delegada de la Junta de Andalucía en el Campo de Gibraltar, Eva Pajares, anunciara futuras obras y criticara al PSOE por no haber hecho nada mientras estaba en la Junta de Andalucía.

León Moriche afirmó que Ruiz "miente más que habla y que su palabra ya no tiene valor ninguno para las vecinas y vecinos de La Bajadilla". Recordó que en agosto de 2020 "esta concejala visitó tres veces el colegio para hacerse fotos diciendo que las obras habían empezado. Tres grandes mentiras que los hechos han demostrado y por eso estamos hoy aquí”, afirmó este portavoz, que añadió: “Y Pajares también debe de callarse y dejar de mentir. Ella solo tiene que mirar los archivos del Ayuntamiento o de la Consejería de Educación en Cádiz, o preguntarle a la directora del colegio para saber que en seis ocasiones, antes de 2018, la Junta le dijo al colegio y a la concejalía que era responsabilidad municipal arreglar el muro. Lo dijeron primero el PSOE y luego el nuevo gobierno andaluz de PP y Ciudadanos, al menos en dos ocasiones”. Y añadió: “Así que no se escude en lo mal que lo hicieron los otros para justificar su incompetencia porque ella lleva ya dos años gobernando y no ha hecho nada a pesar de que llevamos esos mismos dos años recordándoselo”, concluyó.

María José Benítez agregó que “ya nos da igual a quien le corresponda, lo que queremos es que arreglen el muro ya, sea uno u otro, que dejen de echarse la pelota uno a otro y que cumplan su obligación y vuelvan a abrir el patio”. La presidenta de la asociación de madres y padres recordó que el 4 de agosto del año pasado esta organización emitió una nota de prensa para reclamar que el muro fuera arreglado y que el patio estuviera abierto para el comienzo del curso recordando que las autoridades sanitarias no paran de decir que para evitar un posible rebrote de la pandemia del Covid-19 todas las medidas de prevención son bienvenidas. “Un año después todo sigue igual. La pandemia sigue, el muro sin arreglar y el patio sin abrir. Esto es una poca vergüenza y un desprecio a nuestras hijas e hijos”, añadió.  Benítez explicó de nuevo que actualmente las alumnas y alumnos que deberían usar ese patio hacen el recreo en el pasillo de entrada al colegio, con un suelo parcialmente cerrado también porque tiene algunas losas levantadas que son un peligro por el riesgo de tropezones y caídas que pueden provocar.

León Moriche criticó que el Ayuntamiento planee derribar las gradas del campo de deportes: “En un barrio donde no hay centro de salud, no hay hogar del pensionista, no hay polideportivo, no hay una oficina municipal de nada, no hay parque, no hay ni un mísero jardín, derribar esas gradas significa quitarle a La Bajadilla la única infraestructura pública que usamos cuando es carnaval, halloween o se hace alguna velada o fiesta. Es otra tropelía más contra el barrio y un desprecio más hacia sus habitantes, que somos más de 25.000”.

María Benítez volvió a detallar el resto de necesidades que tiene el colegio Campo de Gibraltar:

-Que se reparen de manera urgente las gradas del campo de deportes pues actualmente son  una  amenaza  para  la  seguridad  de  las  personas.  Inspección  de  Trabajo  señaló  en marzo de 2020 que las gradas son un peligro para los alumnos y maestros y dio un plazo de tres meses a las autoridades competentes para que las arreglaran.

-Que se repare el aula matinal, que año y medio cerrada porque se le ha abierto una grieta de dos centímetros de ancho que recorre de arriba abajo dos paredes laterales y el techo. A través de la grieta se puede ver el patio exterior y el aula lleva así desde final del curso pasado, sin que nada se ha haya hecho para repararla. La lluvia entra en el aula y el salón de actos ha sido reconvertido en aula matinal, lo que significa que las alumnas y alumnos tampoco llevan también año y medio sin salón de actos.

-Que se hagan obras de reparación en el patio de Infantil, que es un peligro constante pues el suelo de cemento está levantado por muchos sitios, desnivelado en otros y tiene agujeros por todas partes.

-Que se haga una reforma integral en los baños pues cisternas y váteres se estropean con mucha facilidad.

La asociación lo tiene muy claro: Seguiremos las movilizaciones mientras las obras no sean una realidad: “¡Que no nos pongan más excusas, queremos ver a los albañiles y a las máquinas trabajando, ya! ¡Hasta entonces, menos hablar, menos mentir y más hacer!”

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad