Algeciras al minuto

  • Diario Digital | lunes, 26 de octubre de 2020
  • Actualizado 07:32

Verdemar calcula que se han perdido más de un millón de metros cúbicos de arena en El Rinconcillo

El grupo conservacionista Verdemar Ecologistas en Acción considera que, para recuperar la playa de El Rinconcillo, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) tiene que cambiar el Plan de Uso y Gestión de las zonas portuarias de la Bahía de Algeciras.
rinconcillo
rinconcillo
Verdemar calcula que se han perdido más de un millón de metros cúbicos de arena en El Rinconcillo

Así, calculan que se han perdido más de un millón de metros cúbicos de arena en la playa de El Rinconcillo y el Paraje Natural del río Palmones en la Bahía de Algeciras.

Advierten además de que el cordón dunar está en serio retroceso y a punto de desaparecer si no te toman medidas inmediatas, citando como ejemplo la entrada del agua de mar en la primera línea de playa . Para los ecologistas, "los efectos devastadores que ha ocasionado la actividad portuaria en las playas es irreversible después de la inmovilidad que existe", por lo que consideran que hay que restablecer las corrientes regeneradoras de playas, abriendo canales en las zonas portuarias y recuperar así las marismas del Palmones y Guadarranque.

Verdemar señala que en la Bahía de Algeciras se han rellenado más de 700 hectáreas, esquilmando recursos pesqueros, contaminando y modificando los fondos submarinos con la pérdida de litoral, sepultando patrimonio cultural y desarraigando a la población autóctona.

La Bahía de Algeciras, a lo largo de las últimas décadas, ha sufrido enormes cambios con los rellenos e infraestructuras para las industrias, provocando "la pérdida de la rica biodiversidad que acogía especies biogeográfícas, siendo un ecosistema marino único entre el Mar Mediterráneo y el Atlántico. Hay que aprovechar el decreto del cierre de la Central Térmica de Carbón para recuperar las marismas del Guadarranque y restablecer la corriente regeneradora de la Playa del Rinconcillo y Paraje Natural del Palmones".

Según un informe de consultoras con experiencia, la playa de El Rinconcillo presenta, al menos desde los años ochenta, una dinámica regresiva inducida por la incidencia de las importantes construcciones portuarias acometidas por la APBA que han modificado el oleaje incidente sobre la misma, lo que ha supuesto, entre otros fenómenos, el progresivo basculamiento hacia el sur de la playa por abrigo del dique principal o interrupción da la dinámica litoral por barreras al transporte como las instalaciones de Gibraltar-Intercar y dique norte.

El transporte litoral por incidencia oblicua del oleaje se puede estimar del orden de miles de metros cúbicos al año, además de la incidencia de las corrientes hacia el sur inducidas por la difracción lateral del extremo norte del dique principal del puerto, que debe provocar un transporte del mismo orden de magnitud o mayor, sin que las aportaciones de arenas externas que ha realizado la Demarcación de Costas hayan estabilizado la situación.

Verdemar Ecologistas en Acción  apuesta por la solución de realizar un Plan iItegral de Recuperación de la Bahía de Algeciras.Para el colectivo, el plan tendría que contemplar la eliminación y creación de infraestructuras para recuperar la dinámica del litoral, así como la recuperación de los sebadales (praderas de Cymodocea nodosa), que permitan que nuestra Bahía vuelva a ser un mar limpio, oxigenado, rico en especies pesqueras y sin erosión.

Po otra parte, apuntan que la regresión de las dunas en el Paraje Natural del Río Palmones "es un atropello medioambiental. Ante la pasividad de la Junta de Andalucía nos veremos obligados a denunciar estos hechos en la UniónEuropea".

"El puerto Bahía de Algeciras ha hecho pagar un alto peaje ambiental en la Bahía de Algeciras. Y las regeneraciones de la arena perdida en los últimos años de distinta granulometría están sepultando la pradera de Zostera Noltii la Broza (Zostera noltii) es una planta acuática perteneciente a la familia Zosteraceae)", señalan.

En los últimos años, la erosión causada por la modificación de la dinámica del litoral y la pérdida de las praderas de Cymodocea nodosa (fanerógama marina) han provocando daños que llegan ya a las zonas habitadas e industriales, además de poner en jaque la conservación del patrimonio histórico, como la línea de búnkers realizada por los batallones de prisioneros en la Segunda Guerra Mundial y restos arqueológicos de Carteia.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad