Algeciras al minuto

  • Diario Digital | lunes, 10 de agosto de 2020
  • Actualizado 01:18

Consejos para planchar la ropa muy arrugada

Son varios los motivos que pueden dar pie a una ropa excesivamente arrugada. Tenerla almacenada durante bastante tiempo y de manera inadecuada es uno de los factores más comunes entre los gaditanos.
Consejos para planchar la ropa muy arrugada
Indistintamente de la causa, es conveniente dejar el conjunto textil completamente liso para acudir a cualquier tipo de lugar público: centro comercial, oficina de trabajo, clínica sanitaria, etcétera.

Sin embargo, los resultados no suelen ser los deseados. Y es que acostumbra a costar el hecho de acabar con todas las rugosidades. ¿También es tu caso? Entonces no dudes en poner en práctica los consejos que leerás a continuación.

 

Esencial disponer de un buen centro de planchado

 

El dispositivo empleado para acabar con las arrugas de una prenda adquiere una especial trascendencia. De poco sirven los trucos si no cuentas con un buen aparato capaz de alisar el cien por cien de una camisa, un pantalón o cualquier otro producto textil. Para tal fin desde Algeciras Al Minuto recomendamos fervientemente este modelo.

 

A día de hoy es uno de los más exitosos de Rowenta, la prestigiosa marca alemana. Ello no es de extrañar teniendo en cuenta la sobresaliente relación calidad-precio de la que hace gala. Los resultados que ofrece están a la altura de los que obtienen los profesionales.

 

El principal motivo reside en su elevada potencia gracias a la que ofrece una presión de más de seis bares. Bastan 120 segundos para llegar a tales cifras, por lo que la rapidez es máxima, factor valorado muy positivamente por los andaluces que suelen planchar su ropa con frecuencia.

 

La enorme cantidad de agujeros se traduce en una celeridad impagable al planchar no solamente conjuntos textiles finos, sino también aquellos que hacen gala de un considerable grosor. Disponiendo de un modelo como este podrás poner en práctica el segundo consejo que describiremos.

 

Vapor focalizado: ideal para zonas complicadas

 

Generalmente no es demasiado difícil hacer que las arrugas pasen a ser historia siempre y cuando estén ubicadas en áreas de fácil acceso, ejemplificándolo la parte delantera de una camisa. Pero, ¿y a la hora de abarcar desde los puños hasta el propio cuello? Acaba convirtiéndose en un quebradero de cabeza.

 

Por suerte, centros de planchado como el de Rowenta que ha sido analizado anteriormente ofrecen la posibilidad de utilizar un sistema de vapor focalizado. Gracias a la implementación del mismo en la punta del conjunto es sencillo enfocar el chorro cuya potencia da pie a que las rugosidades desaparezcan casi al instante.

 

Proporcionarle al tejido un cierto grado de humedad

 

En ocasiones los ‘remedios de antaño’ son los que mejor funcionan en la actualidad. El ámbito sanitario es una clara muestra de ello con las hierbas naturales que tanto bienestar aportan a los individuos. Dentro del sector textil, un muy buen ejemplo es el del mítico truco de humedecer la ropa.

 

No se trata de dejarla chorreando, sino que debes aportarle un pequeño toque. Para tal fin basta con hacer uso de tus propias manos, habiéndolas pasado previamente por el grifo abierto. Ve tocando la prenda y céntrate en aquellas áreas que presentan un mayor porcentaje de rugosidades.

 

Pero ojo, acto seguido no te pongas a tratar con ella mediante el centro de planchado. Antes de llevar a cabo dicha acción es esencial que seques parcialmente la ropa que, gracias a este procedimiento, quedará impecable.

 

Y es que el vapor penetrará mucho mejor en el tejido, dejándolo completamente liso. Parecerá recién salido de fábrica, así que lucirás un aspecto impecable sea cual sea el lugar al que acudas con la ropa puesta.

 

Cuidado con la secadora

 

Si recientemente hemos hablado de un remedio que proviene de años atrás, ahora toca sacar a colación un electrodoméstico que era impensable en otras décadas. Nos referimos a la secadora, un gran invento que en escasos minutos deja la ropa bien seca. Sin embargo, también puede originar arrugas que a posteriori sean difíciles de planchar.

 

Para evitarlo no conviene que superes la potencia media. Y es que un excesivo calor da pie al surgimiento de numerosas arrugas. Precisamente hablando de las elevadas temperaturas llega el momento de abordar otro truco que se resume en utilizar el secador de pelo para tratar con áreas cuya lisura quieres recuperar en un tiempo récord –nuevamente vigilando con los grados celsius–.

 

La importancia del mantenimiento de la plancha

 

Como todo elemento tecnológico, el centro de planchado o la plancha que tengas en posesión debe recibir un buen mantenimiento periódico. En caso contrario irá perdiendo eficacia a la hora de tratar con las arrugas más complicadas.

 

Ello es debido a la cal que puede llegar a acumular con el paso del tiempo. Impedir que suceda es tan fácil como vaporizar la plancha con agua destilada y vinagre. En la próxima sesión de planchado disfrutarás de un resultado espectacular independientemente de la prenda que quieras alisar.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad