Algeciras al minuto

  • Diario Digital | jueves, 02 de diciembre de 2021
  • Actualizado 10:47

Salón Paraíso. Un pedazo de la historia del espectáculo en Algeciras

Momentos de Algeciras, la sección que arranca retazos de la memoria gráfica de la ciudad gracias a la colaboración con la asociación Memoria de Algeciras, se detiene este domingo en el Salón Paraíso, un pequeño edén del espectáculo que nos deja a través del tiempo retazos de su existencia.
José Castro Clavijo en el teatro, al fondo el cartel de la actuación de la Muñeca Mecánica
José Castro Clavijo en el teatro, al fondo el cartel de la actuación de la Muñeca Mecánica
Salón Paraíso. Un pedazo de la historia del espectáculo en Algeciras
Entre telones, butacas y bambalinas, el viaje al recuerdo de Algeciras nos trae hoy un fragmento de la historia del espectáculo local con la poco conocida existencia del Salón Paraíso.
 
El salón Paraíso estaba situado en la esquina de las calles Correo Viejo (actual calle Teniente Serra) y Torrecilla (actual calle Prim), donde posteriormente se construiría una clínica de urgencia de Cruz Roja y donde actualmente se ubica el Hogar del Pensionista.
 
Con anterioridad, albergó el antiguo edificio del Pósito de Algeciras. Consistía en una edificación de planta rectangular y dos pisos, estando destinado el superior al almacenamiento de grano. Estaba constituido por tres naves separadas por arquerías de medio punto sostenidas por columnas y cubiertas formadas con tejas árabes a dos aguas.
 
les yoetas
 
Hacia 1912, el edificio del Pósito estaba arrendado por el Ayuntamiento, que destinaba la parte alta para una escuela, mientras que la parte baja se arendó a José Castro Clavijo, que instaló en la misma el citado Salón de Variedades.
En la sesión plenaria del Consistorio celebrada el 7 de agosto de 1914 se leyó un escrito de José Castro Clavijo solicitando una prórroga del contrato de arrendamiento, que le fue concedida por tres años. No obstante, parece que ya dejaría de utilizarse como teatro, ya que el concejal señor Morilla votó en contra “por considerar que, al no dedicarse el local para espectáculos, como fue arrendado, cesaba la obligación de la prórroga”.
 

Espectáculos

Durante el tiempo que estuvo funcionando, el Salón Paraíso dejó en este rincón de Algeciras momentos de arte y espectáculo que hicieron vibrar al público algecireño de hace un siglo.
 
Gracias a la prensa escrita de la época, encontramos referencia a la actividad y a los momentos de más éxito de este pequeño salón de variedades. La primera referencia escrita aparece el 17 de octubre de 1912 en el semanario El Cronista, fundado por Juan Pérez Arriete. En dicha reseña podemos leer: “Salón Paraíso. En la presente semana se abrirá al público el salón de este nombre, actuando en él artistas de renombre y exhibiéndose preciosas cintas cinematográficas. Creemos que el público corresponderá a la empresa”.
 
dora la cordobesita
 
Uno de los recortes de la época nos trae la evocadora actuación de Dolores Castro Ruiz, conocida como Dora la Cordobesita o de forma más familiar “La Niña”. Esta joven artista fue una cupletista española nacida en Córdoba en 1902 y fallecida en Sevilla en 1967, que fue emblema de la belleza de la mujer cordobesa y que posó en varias ocasiones para el pintor Julio Romero de Torres. Sus actuaciones la hicieron famosa al interpretar toreo de salón con pases a diestro y siniestro. De su paso por el Salón Paraíso de Algeciras nos cuenta la prensa de la época: “He aquí la graciosa, genial, pequeña gran artista, que tantas y merecidas ovaciones tiene conquistadas. El público algecireño, que hace poco lleno de entusiasmo la colmó de aplausos, está de enhorabuena. La linda artista reaparece mañana en el Salón Paraíso…”.
 
El paso de Dora la Cordobesita por Algeciras no dejó sólo testimonios periodísticos. De ella aún conserva la familia Castro unas castañuelas que la joven artista regaló al empresario del salón El Paraíso, José Castro Clavijo.
 
castañuelas donadas por dora la cordobesita
 
Otros retazos arrancados al olvido en la prensa de la época los encontramos, por ejemplo, el 25 de enero de 1913, con la actuación de Les Novelty, “excéntricos cómicos. Repertorio propio y exclusivo”; o de ese mismo día, la actuación de las Hermanas Heliet, “danza de apaches. Notables duetistas y bailarinas”; o el 5 de marzo de 1913, la actuación de Les Yoetas, “duetistas, cómicos, excéntricos parodistas”.
 
hermanas heliet
 
Poco tiempo después, el salón El Paraíso cerraría definitivamente el telón, y el eco de sus aplausos quedaría grabado para siempre en los ecos de la memoria colectiva.
 
les novelty

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad