Algeciras al minuto

  • Diario Digital | lunes, 26 de agosto de 2019
  • Actualizado 12:00

Alcaldes de la línea Algeciras-Bobadilla se suben al tren para pedir mejoras en la línea férrea

Alcaldes y representantes de varios municipios de la comarca gaditana del Campo de Gibraltar y de las malagueñas de la Serranía de Ronda y de Antequera han realizado hoy el trayecto en tren entre Algeciras y Ronda para reclamar mejoras en este servicio.

Alcaldes en la estación de Ronda
Alcaldes en la estación de Ronda
Alcaldes de la línea Algeciras-Bobadilla se suben al tren para pedir mejoras en la línea férrea

La expedición ha partido por la mañana desde la estación de Algeciras y ha ido sumando efectivos hasta llegar a Ronda (Málaga), donde se firmado de nuevo un manifiesto dirigido al ministro de Fomento, José Luis Abalos, y al presidente de Renfe, Isaías Táboas, rubricado ya en la localidad algecireña el lunes 8 de julio.

El manifiesto denuncia que el servicio de media distancia Algeciras-Granada, que incluye el tramo hasta Ronda, reutiliza los conocidos como "trenes rana", que fueron "desechados en Extremadura por sus continuas averías y que presentan también un aspecto físico y unas condiciones de confortabilidad inadecuadas".

El documento recuerda que la línea Algeciras-Bobadilla permaneció cortada 200 días por daños en las vías y que desde la reanudación del servicio, en mayo, se han producido "continuas averías, retrasos, cancelaciones, cambios de tren, uso de autobuses" e incluso incendios en los convoyes.

Por todo ello, los firmantes reclaman una reunión con los máximos responsables de Fomento y de Renfe para concretar "una solución satisfactoria y global" a esta situación, así como al "abandono" que, según denuncian, sufren estas comarcas en materia ferroviaria, que supone "un lastre" para la zona.

En este viaje reivindicativo ha estado encabezado por el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, y la alcaldesa de Ronda, María de la Paz Fernández, y a él se han sumado numerosas localidades incluidas en esta línea que suman unos 400.000 vecinos, según los organizadores.