Algeciras al minuto

  • Diario Digital | viernes, 19 de julio de 2019
  • Actualizado 20:42

La Junta cierra el centro Nuestra Señora del Cobre y traslada a menores y personal por seguridad

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha procedido al cierre provisional del Centro de Protección de Menores Nuestra Señora del Cobre en Algeciras, por lo que los menores que se encuentran alojados en el edificio han sido trasladados y su personal lo hará en próximas fechas.

centro de menores de el cobre
centro de menores de el cobre
La Junta cierra el centro Nuestra Señora del Cobre y traslada a menores y personal por seguridad

Según ha explicado en una nota, se trata de una medida de urgencia tomada ante la situación en que se encuentra el centro por el severo deterioro de sus instalaciones, con grave peligro para la integridad de los menores y el personal que los asiste.

En cuanto al personal, ha indicado que el caso de cada trabajador se tratará de forma personalizada mediante un proceso negociador, con el objetivo de conseguir las mejores condiciones posibles para cada puesto de trabajo.

En este sentido, ha señalado que la reubicación se podrá llevar a cabo en recursos propios de la Delegación Territorial de Educación, Deporte, Igualdad y Políticas Sociales en el Campo de Gibraltar, centros de menores de la provincia o en la zona de residencia del personal afectado.

Además, la Consejería de Igualdad se ha mostrado abierta a escuchar todas las propuestas que ponga sobre la mesa el comité de empresa a fin de que la solución a este cierre provisional sea satisfactoria para todos los implicados en el mismo.

El centro fue construido en torno a 1972 y su titularidad fue transferida a la Comunidad Autónoma de Andalucía en 1984. En la actualidad, está destinado a la acogida inmediata de menores extranjeros no acompañados (MENA), habiendo sido hasta 2013 centro de referencia para la recepción en la provincia, hasta que esta función pasó al Centro La Concepción.

Aunque el Centro Nuestra Señora del Cobre tiene capacidad para atender a 24 menores, se redimensionó para 16 por la situación física del mismo, que requería de reparaciones constantes y de coste elevado. En cualquier caso, el "pésimo estado" de sus instalaciones no permitía ofrecer la calidad que se le supone a un recurso público de estas características.

Por este motivo, un centro "fundamental" para la acogida inmediata de los MENA en el Campo de Gibraltar ha quedado "infrautilizado", lo que ha llevado al aumento de la ocupación del resto de centros de la provincia.

La Junta ha recordado que ya en julio de 2018, el personal del Centro de Menores Nuestra Señora del Cobre denunció el pésimo estado en que se encontraban las instalaciones y "el anterior ejecutivo anunció el cierre para realizar las mejoras, una medida que finalmente no llevó a cabo a pesar de que en 2011 había adjudicado la reforma del centro a una empresa que finalmente no pudo acometer los trabajos".

NUEVAS MEDIDAS

La Junta ha señalado que en respuesta al incremento de la llegada de MENA a Andalucía, la Consejería pretende realizar a lo largo de este año una racionalización de los recursos puestos a disposición de este colectivo de menores para dar respuesta a sus necesidades y expectativas.

En este sentido, la reciente Orden de 25 de febrero de 2019 por la que se aprueban las bases reguladoras para la concesión de subvenciones destinadas a programas de atención, acogida e inserción social y laboral de menores extranjeros no acompañados en régimen de concurrencia no competitiva constituye el instrumento técnico y jurídico que va a permitir, de una manera "ágil", recabar la colaboración de entidades que disponen de los medios personales y materiales para atender adecuadamente a los menores.

Por otra parte, según la Junta, con el fin de diseñar un modelo de intervención de las necesidades y expectativas de estos menores, desde la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación se tiene previsto realizar un estudio con rigor metodológico del colectivo por parte de profesionales de la investigación social. Este análisis en profundidad revelará las áreas de mejora en la atención a los MENA y definirá sus perfiles, así como sus necesidades en función de su proyecto migratorio.

La llegada de MENA a Andalucía ha crecido exponencialmente desde 2017, lo que ha condicionado significativamente la evolución del mapa de recursos residenciales y ha supuesto la necesidad de crear dispositivos de emergencia, ha señalado la Junta, que ha recordado que en 2018 precisaron algún tipo de atención del sistema de protección hasta 9.153 MENA, más del doble que en 2017 (4.172). Hasta mediados de marzo de 2019, se han producido 961 nuevos ingresos en el sistema.