Algeciras al minuto

  • Diario Digital | martes, 17 de septiembre de 2019
  • Actualizado 12:35

Casado acusa a Sánchez de provocar un "efecto llamada" a las "mafias" con sus "bandazos" en la gestión del Open Arms


El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha acusado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de provocar un "efecto llamada" con su "mala gestión" de la crisis del Open Arms, que ocasionará que las "mafias" consideren a España "como el país receptor de cualquier tipo de embarcación" de inmigrantes

Pablo Casado, imagen archivo.
Pablo Casado, imagen archivo.
Casado acusa a Sánchez de provocar un "efecto llamada" a las "mafias" con sus "bandazos" en la gestión del Open Arms

Casado ha criticado este lunes a Sánchez por no haber tenido "liderazgo europeo" para lograr que el Gobierno italiano "adquiriera la responsabilidad que le corresponde" con el barco español en el que permanecen 107 inmigrantes rescatados del Mediterráneo tras 18 días esperando un puerto seguro, y que se encuentra cerca de la isla italiana de Lampedusa, país que rechaza acogerlos.

Además, el líder del PP ha reprochado al presidente en funciones que ayer ofreciera al Open Armas desembarcar en el puerto de Algeciras, "el más lejano y peligroso para la travesía", lo que supone, según Casado, "hacer un efecto llamada de cara a las mafias", que "explotan al año a dos millones de inmigrantes y se lucran con 7.000 millones de euros de beneficios", ha asegurado.

"Nuestra preocupación es que con la mala gestión de la crisis del Open Arms vuelvan las mafias a presentar a España como el país receptor de cualquier tipo de embarcación donde desdichados inmigrantes son explotados por las mafias arriesgando su vida para intentar mejorar las condiciones en las que viven", ha dicho Casado en una rueda de prensa tras asistir a la toma de posesión de la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.


El presidente del PP ha calificado de "error" la política de inmigración del ejecutivo socialista por "la unilateralidad, la improvisación, los bandazos y la demagogia" y ha propuesto una "política dual" que compagine la "defensa de las fronteras" de España "con cooperación internacional con las armadas europeas" con "solidaridad" con los países de origen de la migración que recibe España desde África.


En concreto, Casado ha hablado de "un 'plan Marshall' donde Europa coordinara los esfuerzos de institucionalización, educación y formación de los países africanos, de manera que los inmigrantes no se vieran abocados a embarcarse en ataúdes flotantes para llegar a suelo europeo".


"Por eso le ofrecí --ha dicho aludiendo a Sánchez-- que la política de inmigración, seguridad y defensa debe ser una política de Estado, y tendemos la mano para ver cómo podemos tener una oposición firma y al mismo tiempo solidaria en un drama en el que España sí puede dar lecciones a Europa, porque en la década de los 90 recibió a cinco millones de inmigrantes sin ningún tipo de problema de integración y seguridad", ha sentenciado Casado.