Algeciras al minuto

  • Diario Digital | sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 03:10

Cruz Roja celebra su primer Día de la Banderita sin huchas, para dar las gracias a la sociedad algecireña

-    La Institución atendió en 2020 a más de 7.900 personas de Algeciras a través de sus proyectos de intervención social, empleo y educación.
cruz roja
cruz roja
Cruz Roja celebra su primer Día de la Banderita sin huchas, para dar las gracias a la sociedad algecireña


-    “Queremos agradecer la solidaridad del voluntariado y las personas socias, el apoyo de donantes, empresas y administraciones públicas, que han hecho posible una respuesta histórica”, destaca el Presidente local de Cruz Roja, Juan Manuel Piedra.
-    El 21 de octubre Cruz Roja celebrará el Día de la Banderita en toda Andalucía. En Algeciras, la “fiesta de la Solidaridad” se concentrará en el Parque de María Cristina, con actividades e información sobre la actividad de la Organización humanitaria.

La solidaridad de la población algecireña ha permitido a Cruz Roja atender a decenas de miles de personas  en situación de vulnerabilidad durante el año y medio de pandemia que llevamos vivido. Por ello, la Organización humanitaria quiere dedicar su tradicional Día de la Banderita, que se celebrará próximo 21 de octubre en toda Andalucía, a dar las GRACIAS: en lugar de pedir donaciones, el voluntariado de Cruz Roja se lanzará a la calle para agradecer a la ciudadanía. 

Será, por tanto, el primer Día de la Banderita de la historia de Cruz Roja sin huchas. Tampoco habrá mesas petitorias repartidas por las ciudades: por ejemplo, en Algeciras la celebración del Día de la Banderita se concentrará el Parque de María Cristina, donde se creará un “circuito solidario” para mostrar todos los proyectos sociales y humanitarios que Cruz Roja lleva a cabo con las personas vulnerables, con talleres, ponencias y actividades diversas: Talleres de manualidades, de yoga, y de  baile. Además, se celebrará un acto institucional en el Centro Documental “José Luis Cano”, en el que se reconocerá públicamente a empresas y socios vinculados durante años a Cruz Roja. 
 
Aunque no habrá huchas, se seguirán colocando las tradicionales pegatinas o “banderitas” en las solapas de quienes se acerquen a esta “fiesta de la Solidaridad”. El nuevo presidente de cruz Roja en Algeciras, Juan Manuel Piedra, explica que con esta jornada la Institución quiere reconocer “el compromiso de los socios y socias, de donantes y empresas colaboradoras, así como el apoyo de las administraciones públicas durante el año y medio de pandemia, que ha permitido que Cruz Roja diera respuesta a la emergencia provocada por el coronavirus, que ha golpeado a tantas personas”. 

Actualmente, la Asamblea Local de Algeciras cuenta con más de 366 personas voluntarias y  3.544 personas y empresas socias que contribuyen a sostener los proyectos sociales, de educación, de orientación laboral y formación que desarrolla Cruz Roja en Algeciras: en el año 2020, un total de 7.900 personas participaron en este tipo de programas. De todas ellas, más de 5.927 personas recibieron algún tipo de atención dentro del Plan Especial Cruz Roja Responde, que se puso en marcha con el inicio del primer estado de alarma para reducir las consecuencias de la crisis provocada por el coronavirus. 

El Plan Cruz Roja Responde incluía ayudas urgentes para la compra de alimentos y productos de higiene, dirigidas a aquellas familias que se vieron de la noche a la mañana sin recursos; pero también contemplaba acciones para mejorar la educación en la infancia que se vio confinada: como la entrega de tablets y puntos de acceso a internet; medidas de mejora en la búsqueda de empleo, para seguir orientando y formando de manera ‘online’ a las personas desempleadas; y muchas acciones de apoyo psicosocial y acompañamiento en un momento crítico para quienes sufrían los estragos de la enfermedad. 

Además del Plan especial frente al COVID 19, Cruz Roja mantuvo la actividad en prácticamente todos los programas, la mayoría de ellos adaptados a las nuevas circunstancias y restricciones que impuso la pandemia. Por ejemplo, los proyectos dirigidos a la atención de las personas mayores se transformaron para que el voluntariado pudiera seguir al lado de las participantes sin ponerles en riesgo: a través de acompañamientos telefónicos, el envío a sus domicilios de actividades de memoria, medicinas y alimentos; y sobre todo, un seguimiento continuo de su estado anímico, emocional y de salud. Conforme ha avanzado el tiempo, las actividades en grupo con las personas mayores se han recuperado para seguir fomentando un envejecimiento activo que supere otra gran pandemia silenciosa: la soledad. 

También el Plan de Empleo, dirigido a las personas con dificultad para acceder al mercado laboral, tuvo que “digitalizarse” en los primeros meses de pandemia, para recuperar poco a poco las formaciones, los talleres y las actividades presenciales conforme avanzó el tiempo. Otros proyectos, considerados esenciales, han seguido en funcionamiento desde el comienzo de la pandemia con un rigor extremo en las medidas de seguridad para evitar posibles riesgos: la protección de mujeres víctimas de violencia de género o la atención en calle de las personas sin hogar son buen ejemplo de este tipo de proyectos, cuyo voluntariado ha estado en primera línea. 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad