Algeciras al minuto

  • Diario Digital | sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 04:01

Denuncian la "caótica gestión" de la Junta con el alumnado de necesidades educativas especiales en la provincia

Según USTEA CÁDIZ, “la incapacidad de la Administración educativa, que privilegia sistemáticamente a la enseñanza concertada en detrimento de la educación pública con objeto de generar réditos económicos a un puñado de empresarios y empresarias
NEE-manos-830x553
NEE-manos-830x553
Denuncian la "caótica gestión" de la Junta con el alumnado de necesidades educativas especiales en la provincia

La Unión de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza en Andalucía (USTEA) denuncia “el caos reinante” en la Consejería de Educación a la hora de gestionar los recursos materiales y humanos para el alumnado NEAE (necesidades especiales de apoyo educativo) demostrando que “conciben la educación pública como si fuese un equipo de baloncesto de barrio”, sin comprender su complejidad y “demostrando una tremenda falta de humanidad”.
Según USTEA CÁDIZ,” es “especialmente sangrante” en el sector de las necesidades especiales de apoyo educativo (NEAE) condenando a los alumnos y alumnas que las tienen a una situación de “evidente desigualdad” que, además, motiva un empeoramiento de las condiciones de los y las profesionales del sector.
Como muestra, el sindicato señala el caso de docentes de pedagogía terapéutica (PT) cuyas bajas laborales no son cubiertas con suplentes, sino que “se parchean” duplicando el trabajo de otros compañeros y obligándoles a realizar jornadas de 250 kilómetros al día en carretera con el claro sobrecoste en kilometraje para los presupuestos educativos y el evidente riesgo de accidentes como resultado del cansancio por conducir más horas de las que serían recomendables. “Horas que, por otra parte, y esto es lo fundamental, se restan del horario lectivo del profesor, disminuyendo, por tanto, la atención al alumnado que, precisamente, necesitan apoyo extra”.
Ésto es una clara discriminación; ya que, mientras que a los docentes itinerantes en colegios públicos rurales (CPR), se les reduce la jornada en función del kilometraje recorrido, ni a los PT ni a los maestros/as AL (audición y lenguaje) les dan esas horas y solo se les eximen del cuidado y vigilancia del alumnado en los recreos.
“Tal vez el equipo del entrenador Imbroda no lo entienda”, afirman en USTEA CÁDIZ, “pero los maestros y maestras no son conductores de autobús ni transportistas y su jornada de trabajo debería invertirse, fundamentalmente, en dar clases, que para eso nos pagan, al igual que a él y a su equipo les pagan para planificar, no para echar balones fuera y despilfarrar el dinero público”.
 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad