Algeciras al minuto

  • Diario Digital | jueves, 23 de septiembre de 2021
  • Actualizado 22:20

Fumigación contra los mosquitos en el Río Pícaro para el control de Vectorial de la Fiebre del Nilo

Una actuación incluida en el Plan Municipal de Vigilancia y Control de Vectorial de la Fiebre del Nilo Occidental,
Fumigación
Fumigación
Fumigación contra los mosquitos en el Río Pícaro para el control de Vectorial de la Fiebre del Nilo

 
El Ayuntamiento de Algeciras, a través de la Delegación de Salud, ha procedido durante estos días a la fumigación con larvicida en varios tramos en zonas de aguas estancadas del Río Pícaro, una actuación incluida en el Plan Municipal de Vigilancia y Control de Vectorial de la Fiebre del Nilo Occidental, que ha llevado a cabo ya la elaboración y diagnóstico del municipio, y comenzado con el programa de vigilancia y control de las poblaciones de estos mosquitos culícidos. 
    La concejal delegada de Salud, Montse Barroso, ha asegurado que este control permite conocer la situación real en cada momento y poder así adoptar las medidas oportunas que eviten la proliferación de estos insectos.
    El Programa de Vigilancia y Control Integral de Vectores de la Fiebre del Nilo Occidental puesto en marcha en la Junta de Andalucía con el objetivo de minimizar el impacto de infecciones de esta enfermedad en humanos, que ya el pasado año se produjeron varias decenas de casos, todos ellos fuera de nuestro municipio, precisa para la eficaz intervención y ejecución de este programa, la necesaria actuación directa de los municipios, de lo que deriva la elaboración del Plan Municipal. Barroso señala que zonificado los municipios en base al riesgo de transmisión, Algeciras se encuentra en un área de riesgo bajo, en función al cual se han adoptado actuaciones como la reseñada anteriormente.
    Asimismo, desde el Ayuntamiento, a través de la Delegación de Comunicación se a puesto en marcha una campaña informativa que pretende dar a conocer a los ciudadanos cuáles son las medidas de prevención que aconseja la Junta, una medidas que van en dos líneas concretas: la primera de ellas dificultar la cría de las larvas evitando el estancamiento de aguas no tratadas; y una segunda que incide en adoptar medidas y comportamiento para evitar las picaduras como la utilización de insecticidas y repelentes, o tratar de no pasear por las zonas y horarios en los que estos insectos son más activos.    
    

PIE DE FOTO: Imagen de los trabajos que están siendo realizados en la zona
 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad