Algeciras al minuto

  • Diario Digital | jueves, 19 de septiembre de 2019
  • Actualizado 18:59

Gibraltar y La Línea recuerdan la "tragedia" que supuso el cierre de la verja en 1969

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, y el alcalde en funciones de La Línea de la Concepción (Cádiz), Juan Franco, han recordado hoy la "tragedia humana" que ambas localidades vivieron cuando, hace 50 años, Franco ordenó el cierre de la verja.

cierre de la verja
cierre de la verja
Gibraltar y La Línea recuerdan la "tragedia" que supuso el cierre de la verja en 1969

El próximo sábado 8 de junio se conmemora el 50 aniversario de este cierre que decretó Franco en respuesta a la entrada en vigor en la colonia de una constitución propia, aprobada dos años después de que los gibraltareños votaran en un referéndum masivamente seguir vinculados a la corona británica.

Fabian Picardo y Juan Franco han visitado hoy en la colonia británica una exposición organizada por los Archivos Nacionales de Gibraltar en la que más de 350 imágenes, desde fotografías a tarjetas postales o recortes de prensa de la época, recorren la historia de ese cierre que se alargó durante casi trece años.

La exposición se suma a otras organizadas en La Línea que recuerdan aquel episodio que separó a dos pueblos vecinos y a muchas familias que tenían miembros en ambos lados.

Ni el ministro principal de Gibraltar ni el alcalde en funciones de La Línea vivieron aquel 8 de junio de 1969, pero sí han recordado este jueves como aquel cierre marcó "un antes y un después", en palabras de Juan Franco.

Fue "una malevolencia que nació en Madrid", ha explicado Picardo tras subrayar que el gran "efecto humano" que tuvo aquella decisión hará que "nunca nos podremos olvidar" de aquel episodio.

"Fue una tragedia humana en todos sus sentidos", ha asegurado Franco, cuya abuela, que trabajaba en Gibraltar como miles de vecinos de La Línea, se vio abocada a emigrar.

La Línea sufrió "un desplome brutal demográfico", pues casi la mitad de su población tuvo que irse de la ciudad en busca de un nuevo trabajo, pues, con el cierre, habían perdido los puestos que hasta el cierre de la verja tenían en la colonia británica.