Algeciras al minuto

  • Diario Digital | Miércoles, 26 de Junio de 2019
  • Actualizado 06:24

La Línea y Gibraltar apuestan por un futuro de convivencia pacífica

La Línea de La Concepción y Gibraltar han cerrado hoy la conmemoración del 50 aniversario del cierra de la verja que les separa apostando por un futuro de convivencia pacífica entre dos pueblos vecinos que tienen "unidos sus destinos" y el reto de afrontar el "brexit".

Picardo y Franco se abrazan
Picardo y Franco se abrazan
La Línea y Gibraltar apuestan por un futuro de convivencia pacífica


El alcalde en funciones de La Línea, Juan Franco, y el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, se han reunido hoy en la verja de Gibraltar para escenificar este deseo.

Un acto con el que la localidad gaditana y la colonia británica cierran los actos que han organizado para conmemorar el 50 aniversario del cierra de la verja.

El cierre fue una decisión que el 8 de junio de 1969 adoptó el dictador Francisco Franco en respuesta a la entrada en vigor de la Constitución de Gibraltar, un texto que se promulgaba dos años después de que en un referéndum los gibraltareños votaran masivamente seguir vinculados a la colonia británica.

Juan Franco ha destacado que tanto La Línea como Gibraltar han organizado actos como exposiciones, conferencias o debates "conmemorando, que no celebrando" aquel cierre que incomunicó a estos dos pueblos vecinos durante trece años.

"Fue uno de los hechos más tristes y con consecuencias más graves que hemos padecido en los 150 años de historia de la ciudad", ha asegurado el alcalde tras recordar cómo muchas familias quedaron separadas y cómo la economía linense "se dislocó" y casi la mitad de la población tuvo que marcharse.

Juan Franco ha explicado que "poco a poco se ha recuperado la normalidad", entre dos pueblos a través de una aduana que se abrió trece años después del cierre a peatones, y dos años más tarde también a vehículos y mercancías.

El alcalde ha apuntado que, a pesar de esta normalidad, "de vez en cuando nos encontramos con sucesos desagradables, muchos de ellos provocados por gente que ve esto por seiscientos y pico kilómetros de distancia, que no comprende que somos dos pueblos hermanos que tenemos una historia común, y que estamos abocados a entendernos, a seguir teniendo la mejor vecindad posible"

Franco ha reivindicado que ambos pueblos afronten el reto que supondrá afrontar el "brexit" de la mano y buscando "puntos de entendimiento", eliminando "los roces" y buscando "la mejor convivencia posible", "siempre teniendo en cuenta nuestros destinos están unidos".

De su lado, el ministro principal de Gibraltar ha recordado que la historia de este cierre debe enseñar que "nunca se puede forzar a las personas a hacer cosas que no quieren hacer".

"No éramos vegetales ni frutas, éramos personas, seres humanos con corazón", ha señalado Picardo, para quien "lo único que va a servir" en la relación con Gibraltar "va a ser la democracia, la hermandad".

Picardo ha recordado que hace cincuenta años Gibraltar tenía un déficit de 350.000 libras. "Decían que cerraban para estrangularnos económicamente, que íbamos a caer como una fruta madura", ha dicho.

Sin embargo, "cincuenta años más tarde hay más linenses y más españoles y más comunitarios trabajando en Gibraltar que había entonces, y tenemos un superávit de 85 millones de libras".