Algeciras al minuto

  • Diario Digital | lunes, 03 de agosto de 2020
  • Actualizado 22:05

La Oficina de Turismo abre de nuevo sus puertas con estrictas medidas higiénico-sanitarias

La Oficina de Turismo de Algeciras, sita en la Avenida Villanueva, de gestión conjunta Ayuntamiento-Junta de Andalucía acaba de abrir sus puertas a los viajeros después de que, tras el decreto de estado de alarma, haya permanecido cerrada y atendiendo las demandas de información exclusivamente a través de sus líneas telefónicas e Internet.
Imagen de las primeras personas atendidas en la oficina tras su reapertura.
Imagen de las primeras personas atendidas en la oficina tras su reapertura.
La Oficina de Turismo abre de nuevo sus puertas con estrictas medidas higiénico-sanitarias

Ante el inicio de las vacaciones de verano y los desplazamientos de carácter turístico que ya están teniendo lugar por toda la geografía española, los responsables de la Oficina de Turismo entienden que en breve comenzarán a llegar viajeros demandando, como es habitual, información sobre playas, senderos naturales, hoteles, restaurantes y transportes.

Para la protección de los usuarios de la oficina y del propio personal de la misma frente al COVID-19, se han habilitado mamparas de metacrilato en el mostrador y dispensadores de geles desinfectantes. Se intensificará la limpieza y desinfección de la sala de atención y los aseos y los técnicos dispondrán de un puntero láser para hacer indicaciones sobre los planos pudiendo mantener así la distancia de seguridad con los viajeros.

La teniente de alcalde delegada de Turismo, Susana Pérez Custodio, ha expresado que, desde el Ayuntamiento, se quiere “poner todo de nuestra parte para reactivar el sector durante este verano tan especial” y ha insistido en que “Algeciras es una ciudad segura para quienes nos visiten y quieran disfrutar de sus playas y de su entorno”.

Durante este mes de julio la oficina tendrá, de momento y hasta nuevo aviso, horario sólo de mañana.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad