Algeciras al minuto

  • Diario Digital | lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 20:06

¿SERÁ OTRO EMBLEMA COMO MEDITERRÁNEO DE SERRAT PARA LA ALGECIRAS?

Alejandro Sanz lanza 'Bio', “soy el hijo de María y de Jesús de Alcalá y Algeciras”

Alejandro Sanz vuelve y lo hace con su canción más personal escrita nunca: Bio. Un tema que será el kilómetro cero de su nuevo álbum y del que esta medianoche ha publicado el vídeo
Alejandro Sanz lanza 'Bio', “soy el hijo de María y de Jesús de Alcalá y Algeciras”

. Una canción que es prácticamente un spoken word, más declamada que cantada, en la que por los treinta años desde que despegó a lo grande su carrera con el disco Viviendo deprisa repasa aspectos claves de su infancia y adolescencia, de sus padres, de sus compañeros, de sentirse el “rarito” y de cómo la música le salvó: “Sabía que la música era lo que me sacaría del lodo”.

Y es que Bio, un ejercicio de libertad conducido por la palabra y aliñado con piano, cuerdas y acústicas, es toda una declaración de intenciones sin guardarse nada en el tintero. Es Alejandro Sanz, que apenas hace cuatro días descubrió su estrella de la fama en Hollywood,  confesándose frente a todo el mundo después de tantos años de carrera y siendo transparente para que la gente sienta y vea sus sentimientos, explican desde la discográfica Universal, y añaden que “lo que emociona es que aunque se trata de su historia todos nos vemos reflejados y pensamos en nosotros mismos, en nuestra vida”.

alejandro

En el tema evoca la lucha de su padre como músico y el salvavidas de su madre, o cómo se veía 'rarito'
Bio comienza recordando que “soy el hijo de María y de Jesús de Alcalá y Algeciras”, recuerda que de pequeño "siempre fui introvertido, tenía miedo, estaba ido, me gustaba la poesía, el flamenco y mi bujío", no le gustaba el fútbol y no tenía “muchos amigos, no era por mirarme el ombligo, era porque me atraía más que lo de fuera lo que tenía dentro metido”. Cuenta que "jugaba a veces en el barrio por no parecer extraño pero no encajaba bien con los malos que mandaban en el extrarradio", que siempre se vio “rarito” y que en la escuela se hizo “el malo creyendo que así no le darían más palos, pero me los llevé en la calle y en el corazón y en los rellanos”.

Evoca emocionado que “mi padre tocaba en un grupo” y recuerda que “mi madre luchaba en la casa, cuántas veces la vi luchando porque perdía la batalla, y cuando estallaba su impotencia se me clavaba en el alma”. "No me malentiendan, mi madre fue salvavidas y mi padre, aunque faltaba, también peleaba la vida", añade. Y reconoce que “la vida se fijó en mí y empecé a pensar en grande, a soñar” y admite que “sabía que la música era lo que me sacaría del lodo como si fuera ese tipo al que le llaman Frodo”.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad