Algeciras al minuto

  • Diario Digital | lunes, 16 de diciembre de 2019
  • Actualizado 05:38

El III Congreso Antonio El Chaqueta aporta más investigaciones al origen del flamenco

El III Congreso Antonio El Chaqueta, celebrado en La Línea, ha realizado un viaje a los posibles orígenes del flamenco durante cuatro días, de la mano de importantes investigadores y entendidos en música andalusí y judía para aportar más elementos al debate sobre de dónde procede el arte flamenco.

IIICongreso
IIICongreso
El III Congreso Antonio El Chaqueta aporta más investigaciones al origen del flamenco

Además, el Congreso ha rendido un homenaje a los 40 años de carrera del artista David Morales y ha sacado del olvido al cantaor y letrista linense Domingo Gómez Sody 'Dominguillo'.

Estas jornadas han supuesto un viaje en el tiempo y en el espacio para recorrer otros mundos cuyas músicas y letras tienen mucho que ver con los sonidos, los instrumentos y los quejíos flamencos.

En la inauguración del Congreso en el Palacio de La Línea, el presidente de la Mancomunidad de Municipios, Juan Lozano, tendió su mano a las peñas flamencas de la comarca para seguir trabajando en la difusión de la principal cultura musical andaluza. Y especialmente desde una zona flamenca de tanta relevancia como es el Campo de Gibraltar. Por su parte, el alcalde linense, Juan Franco, destacó la labor de la Peña Flamenca en este sentido, valoró su empeño en difundir el potencial de este arte en La Línea y se comprometió a continuar trabajando con la entidad flamenca respecto a su sede.

Tras la inauguración, el primer viaje fue a la música sefardí, de la mano del empresario sefardí franco-marroquí afincado en Gibraltar Yan Delgado, que ofreció la conferencia inaugural La influencia de lo sefardí en el flamenco. Durante su intervención, Delgado, acompañado por José Luis Martínez, realizó un recorrido por ritmos, músicas y letras de muy diversos lugares del mundo en los que habitan todavía las raíces sefardíes de los judíos expulsados de España en 1492. Y relacionó algunas de estas músicas con otras procedentes del flamenco. Además, abrió una puerta a la investigación para profundizar en la falta de documentación escrita que atestigüe la relación, debido fundamentalmente a las diásporas judías a lo largo de la historia de este pueblo.

Posteriormente, se inauguró la exposición Todo es de color, de José Manuel Reyes Fernández, en el Museo Cruz Herrera, en la que el autor aprovecha las técnicas del estilo pop para retratar a los más relevantes cantaores, como Camarón, Paco de Lucía, el Zambo, Caracol o Antonio Mairena.

El viernes se vivió una tarde-noche muy especial, con un emotivo homenaje a Dominguillo de la mano de su sobrino Salvador Rodríguez, Augusto García Flores, el familiar de Domiguillo, Ángel Sody, y el periodista José Luis Moreno. En esta ocasión, se reivindicó a un autor de incontables letras flamencas que permanecía en el olvido. La Peña Flamenca ha reeditado el libro Dominguillo, el gran olvidado para rescatar una parte de estas letras.

Después, el reputado crítico flamenco Martín Martín reivindicó en su conferencia la figura del artista linense David Morales, su evolución en la profundidad del flamenco, su trasgresión artística y su lucha por seguir a su arte desde la propia ciudad que le vio nacer. Martín lanzó además un mensaje a las autoridades locales y comarcarles, al afirmar que deberían aprovechar este referente para colocar el flamenco en el lugar que le corresponde. Y alabó la labor de la peña linense y también del resto de peñas campogibraltareñas en esa tarea por aportar referentes flamencos a una tierra con tanta importancia en el universo del cante, el toque y el baile.

Ya en la sede de la entidad, el Congreso puso su broche final desvelando estudios sobre la música andalusí y sus conexiones con lo jondo. Así, el exdirector del Patronato de La Alhambra, director del Centro Documental de Andalucía y profesor universitario, Reynaldo Fernández Manzano, llevó a los asistentes por un bello viaje a la Granada medieval, a la cultura andalusí y a la vida de los moriscos. Y presentó instrumentos y músicas que ellos usaban, además de realizar un recorrido histórico, para demostrar las conexiones que también el flamenco parece tener con esta etapa.

De la misma manera, acompañándose por el cantaor José María Cala y el guitarrista Carlos Llave, el cordobés Antonio Manuel Rodríguez profundizó en su Arqueología de lo jondo a través de una apasionada presentación representada, aderezada con distintos cantes en cada momento de su exposición. Fue su forma de unir las culturas árabes y andalusíes con el origen de este arte Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Tras la degustación de un potaje, la jornada finalizó con un recital flamenco a cargo de Samuel Serrano y Paco León.