Diario Digital | 9 de agosto de 2022 03:25

Logo VectorNOTEESCONDASCMAR-CA_

Diligencias por posible hurto de arena de la duna de Valdevaqueros

Diligencias por posible hurto de arena de la duna de Valdevaqueros

IAM/Redacción  El Juzgado de Instrucción número 3 de Algeciras (Cádiz) instruye diligencias previas en relación a la posible venta de la arena extraída de la duna de Valdevaqueros durante los años 2012 y 2013, lo que podría ser constitutivo de delitos de hurto o apropiación indebida y de falsedad documental.

Fuentes cercanas al caso han indicado a Europa Press que, en el marco de este procedimiento, el juzgado ha hecho un requerimiento al Ayuntamiento de Tarifa (Cádiz) para que facilite información sobre los contratos del Consistorio con empresas que habrían estado llevándose arena de la duna. Según las citadas fuentes, el Ayuntamiento tiene diez días para contestar, finalizando dicho plazo este mes de febrero.

 

Cabe recordar que fue Verdemar-Ecologistas en Acción quien en julio de 2013 denunció «al Ayuntamiento de Tarifa y otros» ante la Fiscalía General del Estado por el posible hurto agravado de la arena extraída de la duna de Valdevaqueros, que habría acabado vendiéndose a empresas que gestionan campos de golf y polo de la provincia gaditana, así como a empresas de Gibraltar para su uso en la regeneración de playas del Peñón. La Fiscalía observó en su día indicios de un posible delito de hurto o apropiación indebida y de falsedad documental, al haberse acreditado indiciariamente la venta de la arena extraída, pudiendo haberse falseado la documentación y procedencia de dicha arena. Según han indicado a Europa Press desde Verdemar-Ecologistas en Acción, el próximo día 12 de marzo celebran una asamblea general de socios en la que, entre otras cuestiones, votarán una propuesta sobre su personación en el procedimiento que se sigue por este asunto el Juzgado de Instrucción número 3 de Algeciras. Reacciones iniciales Como se recordará, cuando salieron a la luz pública estos hechos, el Gobierno de Gibraltar emitió un comunicado asegurando que había adoptado todas las medidas posibles para asegurarse de que la arena suministrada a la colonia «se extrajera legalmente», por lo que indicaba que cualquier sugerencia de ilegalidad debía dirigirse a las autoridades pertinentes en España, «en concreto Tarifa». Al respecto, detallaba que como parte de un proyecto inicial de regeneración de la playa de Sandy Bay, el Gobierno del Peñón firmó un contrato con una empresa gibraltareña para el suministro y colocación de 10.000 toneladas de arena en la playa. Dicha empresa debía suministrar la arena de la zona de Valdevaqueros, pero de la que volaba y cubría las carreteras adyacentes, no de la playa.

En este sentido, aseveraba que la compañía gibraltareña «presentó pruebas de los permisos necesarios expedidos por el Ayuntamiento de Tarifa a su proveedor local para la extracción de esta arena». No obstante, debido a las «numerosas dificultades puestas por las autoridades españolas» a su proveedor local, el suministro se interrumpió a principios de junio de ese año, ascendiendo la cantidad entregada hasta entonces a 2.950 toneladas.

En consecuencia, según afirmó el Peñón, la empresa gibraltareña habría contratado a un proveedor diferente, concretamente a una compañía española de construcción civil, para la provisión de 7.000 toneladas de arena procedentes de una cantera de arena situada en la provincia gaditana. Por su parte, tras conocer de la investigación iniciada por la Fiscalía General del Estado en 2013, el Ayuntamiento de Tarifa —entonces gobernado por el PP— aseguró que se había aportado «toda la documentación y todo el conocimiento de causa» del que disponían con «claro ánimo de transparencia y lealtad institucional».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias de hoy

Lo más leído