Algeciras al minuto

  • Diario Digital | jueves, 02 de diciembre de 2021
  • Actualizado 14:03

Empresarios extorsionados en Marruecos llevan su caso a la UE

TCAM/REDACCION La Asociación de Afectados por la Extorsión en el país vecino ha tramitado una denuncia ante al Parlamento Europeo por las agresiones y expropiaciones a compañías españolas.

14012013_183200_877.jpg
Empresarios extorsionados en Marruecos llevan su caso a la UE
•TANIA COSTA

14.01/013

TCAM/REDACCION

  La Asociación de Afectados por la Extorsión en el país vecino ha tramitado una denuncia ante al Parlamento Europeo por las agresiones y expropiaciones a compañías españolas.

La Asociación de Afectados por la Extorsión en Marruecos (AAEM) ha denunciado ante del Parlamento Europeo “los numerosos casos de atropellos” de intereses españoles en el país vecino. La denuncia, según explicó a El Faro el presidente de la asociación, Fernando de Arratia, recoge el testimonio de empresas, sobre todo andaluzas y catalanas del sector de la construcción, que “fueron agredidas y desposeídas de sus bienes por el grupo marroquí Douja Prom Addoha”.Tal y como publicó El Faro, la AAEM critica la inacción del Gobierno español, que sí se ha mojado en temas de nacionalizaciones en el extranjero como la de Repsol en Argentina y la de Red Eléctrica Española e Iberdrola en Bolivia.Las autoridades marroquíes tampoco han defendido a las empresas españolas, por lo que la Asociación de Afectados por la Extorsión, amparada en el Acuerdo Marco de Asociación entre la Unión Europea y Marruecos, ha decidido poner en conocimiento del Parlamento Europeo “todos los hechos que están sucediendo en Marruecos”, subraya De Arratia.La AAEM ha pedido a la Eurocámara “que clarifique lo ocurrido”. Se refiere a casos como los de “un constructor español que levantó una fase de apartamentos de alto ‘standing’ en Tánger y llegó la Gobernación Civil, le dijo que las normas urbanísticas habían cambiado y le tiró la urbanización sin indemnizarle, pese a que muchos pisos ya estaban vendidos”. O al de “otro empresario que puso un aval para hacer una obra con el Colegio de Abogados de Rabat y luego le dijeron que la obra no se haría y que no podían devolverle el aval porque no había dinero”. Incluso hay “un caso de una empresa de pesca con dueños españoles, rusos y franceses a la que le pusieron un gerente judicial que ha terminado quedándose con la empresa”.La Asociación de Afectados por la Extorsión en Marruecos también pide al Gobierno de España que reclame a Marruecos una reunión “inmediata” para analizar la situación que se está dando, teniendo en cuenta que el Gobierno marroquí participa como socio en empresas que extorsionan a compañías españolas, como el Grupo Douja Prom Addoha, asegura Fernando de Arratia.En su opinión, el silencio del Gobierno español “sólo invita a dudar del marco de seguridad de las inversiones y de la integridad física de los súbditos nacionales en el país vecino”, añade De Arratia.

Torreblanca, Rodrima...

Las empresas españolas Torreblanca, Rodrima y Formarroc, entre otras, están siendo víctimas, según la AAEM, “de expropiaciones maquilladas” y el Gobierno de España, aseguran, “aun reconociendo los hechos, continúa sin querer colaborar en desvelar una trama gravísima que se está dando contra la seguridad de la propiedad privada y la integridad física de las personas en el Reino de Marruecos”.El presidente de la Asociación de Afectados por la Extorsión en Marruecos insiste en que “el Gobierno de España da la espalda a las reclamaciones que vienen efectuando numerosas empresas instaladas en Marruecos y se pregunta “por qué la Embajada de ¿España reconoce por escrito que hay muchas agresiones a intereses españoles en el país vecino y sugiere que la defensa se efectúe desde una asociación?”Apoyos de EUiA, UPyD, PP, PNV...La Asociación de Afectados por la Extorsión en Marruecos ha conseguido el apoyo de Esquerra Unida i Alternativa, UPyD, PP de Andalucía y PNV para que el Gobierno de la nación ponga en los empresarios extorsionados en el país vecino el mismo interés que ha puesto para defender las inversiones españolas en Argentina y Bolivia.El pasado 12 de noviembre el diputado catalán de Esquerra Unida i Alternativa Joan Josep Nuet presentó una pregunta en la Mesa del Congreso interesándose por las medidas que tiene previstas adoptar el Gobierno de Rajoy para proteger a los empresarios que están siendo extorsionados en Marruecos. A día de hoy, sigue sin recibir respuesta.En abril del año pasado UPyD exigió al Gobierno que pusiera el mismo ímpetu que en caso YPF para defender las inversiones españolas en Marruecos.Por su parte, los diputados del Partido Popular en el Parlamento Andaluz, Jaime Raynaud y Jorge Ramos, realizaron una consulta y “se ofrecieron a ayudar en la medida de lo posible”. Su apoyo no ha dado frutos.Por último, el PNV también está colaborando en “el esclarecimiento de los hechos”, de la misma manera que Transparency Maroc.Empresas de la construcción, la pesca, turismo y bienes y servicios“En muchos casos los pequeños y medianos empresarios españoles van a Marruecos habiéndoseles hecho creer que es el “dorado” para combatir una situación de futuro altamente preocupante en nuestro país, pero la verdad es que en la mayoría de los casos, no van realmente por haber adoptado una profunda decisión empresarial, sino más bien por angustia, desesperación, una salida hacia delante, y esto se sabe perfectamente allí. Se aprovechan de ello y el final de la aventura empresarial es regresar a España, arruinados”. Así describe Fernando de Arratia, presidente de la Asociación de Afectados por la Extorsión en Marruecos, la situación que viven algunos responsables de las compañías españolas que invierten en el país vecino.Son empresas, sobre todo, del sector de la construcción, bienes y servicios, turismo y pesca, que no consiguen el mismo apoyo que el Gobierno da a las que cotizan en el Ibex 35, señala De Arratia a El Faro.De hecho, reconoce el presidente de la AAEM, las autoridades marroquíes colaboran poco, pero esa colaboración es superior a la del Gobierno de España.“En la embajada española nos dijeron que creáramos una asociación para canalizar nuestras quejas. La creamos y ahora no nos reciben porque somos una asociación”, subraya De Arratia.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad