Algeciras al minuto

  • Diario Digital | miércoles, 08 de abril de 2020
  • Actualizado 23:36

El proyecto de Cepsa para San Roque vuelve a la fase de información pública

El proyecto de Fondo de Barril que Cepsa quiere implantar en la refinería de San Roque, y que supondrá una inversión directa de casi 1.000 millones de euros en los próximos tres años, vuelve a la fase de información pública y consultas, según publica este jueves el Boletín Oficial del Estado (BOE).
 
cepsa
cepsa
El proyecto de Cepsa para San Roque vuelve a la fase de información pública
EL BOE publica hoy este anuncio del Área de Industria y Energía de la Subdelegación del Gobierno en Sevilla y explica que se somete de nuevo a información pública y de consultas a las Administraciones Públicas afectadas el estudio de impacto ambiental por la incorporación de "ciertas modificaciones" al proyecto.

Estas modificaciones consisten en incorporar al proyecto información sobre la superficie de metros cuadrados afectada por el proyecto, la descripción de las obras necesarias de acondicionamiento de este terreno, un plano que indique desmontes, terraplenes y aplanamiento necesarios y un cálculo de las tierras a extraer para acondicionamiento la zona y el impacto ambiental de este movimiento de tierras.

Para valorar el impacto ambiental de estas actuaciones se ha incluido una adenda al estudio de impacto ambiental que ya había sido sometido a información pública y consulta a las Administraciones Públicas afectadas, por lo que el documento debe volver a pasar este trámite de nuevo.

"El proyecto 'Fondo de Barril' no supone un incremento de la capacidad de refino de la refinería sino una redistribución en la producción a favor de las fracciones más ligeras y de mayor valor añadido", explica el anuncio del BOE.

Para ello se instalará una nueva unidad de proceso denominada "LC-Fining".

Esta unidad y sus unidades auxiliares reemplazarán a la unidad de Visbreaking actual.

Las instalaciones proyectadas se sitúan dentro de los límites de la refinería y se integrarán con las otras instalaciones existentes, aunque supondrán "una modificación sustancial de la instalación dado que incluye instalaciones de combustión con potencia térmica nominal igual o superior a 50MW".

El Gobierno andaluz ha dado los primeros pasos para declarar de interés estratégico este proyecto, que, durante la fase de construcción, generará unos 3.200 puestos de trabajo, según la Junta.

Con la iniciativa se dotará a la refinería de la más moderna tecnología con el objetivo de adaptarse a los recientes cambios regulatorios que está experimentando el mercado de combustibles, con una demanda, cada vez mayor, de productos más ligeros y combustibles con menos azufre.