Algeciras al minuto

  • Diario Digital | viernes, 15 de noviembre de 2019
  • Actualizado 01:55

Trabajadoras de los comedores de cuarteles de la comarca comienzan mañana la huelga

Las trabajadoras de Dulcinea Nutrición, concesionaria del servicio de comidas de los cuarteles militares del Campo de Gibraltar comenzarán mañana una huelga en protesta por los impagos de la compañía, que les adeuda las nóminas de julio y agosto.
dulcinea
dulcinea
Trabajadoras de los comedores de cuarteles de la comarca comienzan mañana la huelga
María Dolores Rodríguez, delegada sindical de CGT en Dulcinea en el Campo de Gibraltar, ha explicado a EFE que los impagos afectan a las dieciséis trabajadoras de los cinco cuarteles ubicados en el Campo de Gibraltar.

Para exigir una solución las trabajadoras celebrarán mañana una concentración en la rotonda de acceso al cuartel de Campamento (San Roque), y no acudirán a sus puestos de trabajo en esas instalaciones militares ni en las de Camarinal-Bujeo (Tarifa), Charco Redondo (Los Barrios) y Adalides (Algeciras).

En las cocinas de estos cuarteles, según la delegada sindical, las trabajadoras de la empresa preparan la comida para más de un centenar de militares.

En un comunicado, CGT explica que las trabajadoras de la concesionaria Dulcinea reclaman la mediación del Ministerio de Defensa ante los impagos sufridos.

Además "el sindicato estudia denunciar a la empresa que ofrece las comidas en los cuarteles militares del Campo de Gibraltar por apropiación indebida tras conocerse que ha recibido los correspondientes pagos de parte de Defensa".

Además de los impagos, las trabajadoras denuncian, según el comunicado de CGT, la carencia de medidas de prevención de riesgos laborales y proteger la salud de la plantilla y de los propios militares. "Hasta los guantes del horno están rotos", ha denunciado la delegada sindical.

Los retrasos en el pago de las nóminas han sido "la norma habitual" desde el pasado mes de enero.

CGT recuerda que Dulcinea Nutrición es la misma compañía que atiende, entre otras instalaciones militares, el comedor del cuartel de Camposoto, en el que hace unos meses se encontraron gusanos en unos platos de fideuá.