Algeciras al minuto

  • Diario Digital | sábado, 25 de septiembre de 2021
  • Actualizado 00:12

La  Asociación Cultural Ágora Plaza Alta presenta sus conclusiones sobre "los temores y a las esperanzas" de la comarca

La pretensión no era otra que poner de manifiesto los temores y a las esperanzas que, la situación actual nos pone cada día encima de la mesa sobre nuestra Comarca
campo de gibraltar
campo de gibraltar
La  Asociación Cultural Ágora Plaza Alta presenta sus conclusiones sobre "los temores y a las esperanzas" de la comarca
La  Asociación Cultural Ágora Plaza Alta, celebró ayer martes su tertulia semanal, dedicada a analizar la situación económica actual del Campo de Gibraltar (como protagonista el tren y el puerto), tal como es percibida por el común de los ciudadanos, 
La pretensión no era otra que poner de manifiesto los temores y a las esperanzas que, la situación actual nos pone cada día encima de la mesa sobre nuestra Comarca, intentando a la vez, conocer el futuro,  través de opiniones y experiencias personales. 
 Durante el debate sobre el presente económico en el que se desenvuelve  el Campo de Gibraltar y su futuro, como hemos señalado, afloraron posiciones, muy bien documentadas, que señalaban el interés de los presentes por el lugar que voluntariamente eligieron para vivir, en contra-posición de lo que parece ser la apatía oficial.
Después de casi dos horas, con los floretes dialécticos desenvainados, y donde no faltaron las críticas a los distintos estamentos oficiales como era de esperar, se llegó a la conclusión que, el Campo de Gibraltar para seguir siendo, por lo menos lo que es, necesita de un Puerto que sea capaz de ofrecer todos aquellos servicios que le demanden por muy sofisticado que sean. Un Puerto que construya espacios comunes con la ciudadanía, a la vez que, sea respetuoso con el medio en el que se desenvuelve la vida vecinal. Un Puerto que se integre y cuente con la ciudad de la que se sirve y sirve. Un Puerto, que se haga querer.
Pero esto no se puede, ni pedir ni conseguir, desde el aislamiento. El Puerto necesita realacionarse, el puerto necesita, como todos, un espacio en el que desenvolverse porque si no, más pronto que tarde, estará abocado a su muerte. Y no existe otras maneras para esa interrelación que las comunicaciones terrestres, ferroviarias y otras, estén en consonancia con el futuro que se pretende para este trozo de España; no podemos seguir con un tren obsoleto cuando se pretende jugar en primera, y si ese ferrocarril no se puede conseguir por el trazado de los siglos pasados, existen otras alternativas, como una linea paralela a la autovía Jerez los Barrios o la alternativa por la costa.
Pero de lo que sí estamos muy necesitados, es de voluntad política y conciencia ciudadana por salvar, y decimos salvar, al Campo de Gibraltar.
 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad