Algeciras al minuto

  • Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 03:51

Dolor de piernas por la noche ¿cómo evitarlo?

Si por la noche notas, especialmente dolor de piernas, te damos algunas claves sobre cómo puedes evitar y sencillas recomendaciones que harán que puedas evitarlo y descansar mejor.
phpjLbaja6180f11bcbd96
phpjLbaja6180f11bcbd96
Dolor de piernas por la noche ¿cómo evitarlo?

 

 

 

Dolor de piernas por mala circulación: cómo evitarlo

 

El dolor de piernas suele estar producido, principalmente, por una mala circulación sanguínea. Para intentar evitar que por la noche aparezca de manera acentuada se puede recurrir a una serie de claves como las que, a continuación, te detallamos.

 

Usa una cama articulada de calidad

 

Es importante tener presente la importancia de emplear una cama articulada para conseguir variar la postura en la cama con mayor facilidad. De este modo, al poder cambiar con mayor facilidad tu postura lo que conseguirás es favorecer la correcta circulación de la sangre consiguiendo un mejor descanso. Si no sabes cómo debe ser una buena cama de este tipo y qué características fundamentales ha de tener no dudes en echar un vistazo a los completos análisis sobre los mejores modelos en Camas Articuladas Shop.

 

Evita tener siempre la misma posición

 

Es importante evitar, en la medida de lo posible, tener siempre la misma posición. A menudo, sobre todo si trabajamos sentados, acabamos teniendo buena parte del día  la misma posición, pero esto no hace ningún bien a tus piernas. Es recomendable siempre, en la medida de lo posible, mover tanto los pies como las piernas, dar paseos y no cruzar las piernas. Así evitaremos que los callados femorales se acaben cerrando y favorezcamos la aparición de varices, problemas vinculados a la circulación de la sangre, etc. Además, siempre que sea posible es aconsejable usar un reposapies.

 

Cuida el calzado

 

Más allá del lugar en el que se duerme es importante también cuidar el calzado que se lleva durante el día para que por la noche no aparezcan las molestias en las piernas. Por ello es fundamental llevar calzado cómodo y ancho y en la medida de lo posible que no tenga un tacón excesivo. También es importante que el zapato transpire y que a su vez cuente con una buena suela que sea capaz de amortiguar y de aislar correctamente.

 

Practicar ejercicio

 

Para fomentar una correcta circulación sanguínea es importante practicar ejercicio de manera regular y si además es posible hacerlo a primera o a última hora del día conseguirás un efecto venotónico, es decir, que se encarga de favorecer el flujo circulatorio de tal modo que favorece las paredes de las venas. En este sentido puedes caminar, hacer natación, practicar baile, etc, en definitiva, todo lo necesario relativo a las rutinas de ejercicios sencillos que te permitirán mejorar la circulación. También mejorará tu tono muscular y la salud de tus articulaciones.

 

Sigue una dieta saludable

 

Seguir una dieta sana y equilibrada es otro de los puntos que no puedes pasar por alto. De ahí la importancia de escoger alimentos que sean capaces de favorecer una buena circulación como pueden ser la cúrcuma, la cayena, el ajo, las infusiones, entre otros. 

 

También es aconsejable hacer una dieta baja en sal, para evitar problemas coronarios, circulatorios, etc. En cualquier caso, siempre es aconsejable que más allá de seguir una dieta sana y equilibrada si se tienen problemas relacionados con la circulación se acuda al endocrino para obtener una dieta a medida que pueda ser lo más beneficiosa posible.

 

Hidratarse correctamente

 

Del mismo modo que es importante mantener una alimentación saludable también lo es hidratarse correctamente. Por ello no hay que pasar por alto que es importante beber entre 1,5 o 2 litros de agua al día, especialmente si padeces problemas de circulación porque una correcta hidratación hará que no sufras problemas añadidos como pueden ser los calambres. Además, permitirá tener tu piel perfectamente hidratada lo que hará que no aparezca la sequedad, determinado tipo de durezas y grietas en los pies, etc.

 

En definitiva, como ves, son pequeños gestos que pueden hacer que tus problemas de dolor de piernas desaparezcan o se alivien. Por lo general, dichos problemas suelen estar asociados, en la gran mayoría de casos, a problemas vinculados a la circulación sanguínea. Seguir las recomendaciones descritas que pasan por revisar la cama en la que se descansa, el tipo de calzado, los hábitos de vida que se siguen, etc, será fundamental para evitarlos y aliviarlos en la medida de lo posible.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad