Diario Digital | 15 de agosto de 2022 14:18

Logo VectorNOTEESCONDASCMAR-CA_

“Los macacos de cola de león son una especie de primate de las más amenazadas del planeta»…y están en Castellar

Una experiencia memorable, la vista al zoo de Castellar me conectó un una parte de mí que jamás soñé pudiera disfrutar. Interactuar con animales salvajes. Me explico. Nada más llegar, antes de entrar al recinto un avestruz gigantesco me hizo una danza mientras me miraba, se agachó, abrió sus alas no voladoras y meneó su cuello de punta a punta de ala, creando una danza a medio camino entre la hipnosis y la amenaza, obviamente no supe interpretarlo, pero  Javier Morales cuidador del zoo sentenció “está celoso de ti, te ve un rival, esa danza es para decirte que ni se te ocurra acercarte a su hembra” , que estaba justo detrás y te diría que con cada de orgullo por ver a su macho pavonearse en su defensa.

Recorra con la cámara de Tomoyuki Hotta todos los rincones de este espacio de conservación.

 

“Vamos Tomo, esto va a ser memorable” le dije a Tomoyuki Hotta mientras nos adentrábamos en el zoo de Castellar de la mano de su cuidador en busca de unos macacos en peligro de extinción, que habían terminado allí por los azares del destino. Buen plan para un lunes.
El zoo de Castellar está concertado con la Agencia Tributaria, todos los animales incautados que pasan por la aduana de Algeciras o Tarifa se traen aquí y se actúa “alminuto”, es como una emergencia sanitaria. “Se no han dado casos de: Tenemos aquí 28 Guacamayos dentro de los fondo de una furgoneta, verdaderas barbaridades nos apunta Javier.
En 2012 se endureció la ley y se notó, ahora traer una tortuga puede tener cárcel hasta en Marruecos, “antes pasaban monos en maletas y hasta leones. Ahora esta mucho mejor protegido y nosotros colaboramos como centro de acogida”.
“Llegamos al punto, de que inmigrantes que cruzan en patera con sus gatos terminan incautados aquí, hasta hace poco hemos tenido tres gatos en el zoo en cuarentena a la espera que le solucionen sus papeles. “
Respecto a los animales peligrosos Javier nos pone de ejemplo los reptiles  “Hemos tenido que crear una estructura para serpientes venenosas decomisadas, que son  muchas por cierto, hace poco saltó una noticia de una mordedura a un hombre de Algeciras en su casa para entender el tráfico. El principal problema con acoger serpientes venenosas son los antídotos , que estamos obligados a tenerlos y son muy difíciles de conseguir, caros y caducan. Una locura de logística”.
Los animales llegan de varia formas, “somos un centro de acogida, de rescate animal, recibimos animales de las aduanas, del circos que cierran, de particulares, de narcotraficantes, etc…Aquí el 70 % de los animales viene desde ahí.
Estoy aquí porque en 2013 viene al zoo con mi hija y me enamoré del espacio. Entonces tenía una agencia de publicidad y empecé a trabajar con ellos en diseños de carteles, folletos y esas cosas. Poco a poco me fui involucrando y hoy mi vida es estar junto a tigres y leones.
Uno de los secretos del parque es que puedes interactuar con los animales, estás cerca de ellos, les puedes dar de comer, acariciar ver como los cuidamos, como los alimentamos, el contacto es directo, y eso me enamoró. “
Acariciar una cría de león es inenarrable, ver como sus letales padres se derriten al ver a Javi y van a él como si fueran un perrito juguetón te deja boquiabierto y demuestra a las claras que se adoran, que se cuidan, “los animales encerrados  tienen el alma rota poque no están el libertad” pero es como coger a un refugiado que huye de las bombas de Ucrania, no está bien, pero viene de un lugar peor o de la muerte segura, porque todos sabemos que la naturaleza es inapelable y el débil está sentenciado.
“Este es un lugar para darle una segunda oportunidad a los animales, somos un centro de acogida convenido con la Guardia Civil, aduanas, etc., pero no recibimos ayudas públicas, se ahí la importancia del visitante y se pueden apadrinar también“
Los macacos de cola de león y su historia…
La estrellas del zoo ahora mismo son los macacos de cola de león (Macaca silenus) son una especie de primate de las más amenazadas el planeta. Es por este motivo que están incluidos en un plan de protección especial por parte de la EAZA. La EAZA es la asociación europea de zoos y acuarios, una institución que aglutina los mejores centros zoológicos de Europa y vela por la conservación de la biodiversidad mundial. Una de las maneras que tiene la EAZA de realizar esta labor, es mediante los programas ESB (European Studbook) y EEP (EAZA Ex-Situ Programmes). Los EEP están reservados para las especies más amenazadas del planeta, como lo son los macacos de cola de león. Cada especie incluida en un EEP está controlada por un director y un comité de expertos que llevan a cabo programas de conservación y controlan la población de dicha especie en cautividad. Cada ejemplar de la especie está registrado y se conoce su genética. El comité del EEP, basándose en criterios genéticos y biológicos, es quien decide qué ejemplares deben criar y cuando. De igual manera, controla la población en cautividad desplazándolos a distintos centros para asegurar que la supervivencia y salud genética de dicha población esté garantizada.
Una vez entendido lo que es un EEP, es importante explicar que solo los centros autorizados por la EAZA pueden colaborar en dicho plan de conservación. El pasado mes de diciembre, de la mano de la EAZA, el Centro de Rescate Zoo de Castellar tiene el honor de ser el primer centro español en formar parte del EEP del macaco de cola de león. Tras dos años de evaluación por parte del comité de expertos de dicho EEP, se determinó que el Zoo de Castellar cumple con las condiciones adecuadas para alojar un grupo de esta especie. Para ello, el Zoo de Castellar cuenta con profesionales cualificados e instalaciones que cumplen con la normativa europea y las directrices de la EAZA.
El pasado 29 de diciembre se realizó el transporte de 8 ejemplares de Macaca silenus desde Wels Tiergaten (un zoológico austriaco) al Zoo de Castellar. Los animales llegaron en perfectas condiciones al centro gaditano, donde fueron alojados en las instalaciones de cuarentena. Tras un mes de cuarentena y tras realizar las pertinentes pruebas veterinarias, los animales pasaron a su instalación definitiva. Pero no lo hicieron 8 animales… sino 9, ya que una de las hembras que llegó al centro dio a luz nada más llegar a una preciosa cría que se encuentra a día de hoy en perfecto estado de salud.
La dirección y los trabajadores del Zoo de Castellar están enormemente orgullosos de colaborar con el EEP del macaco de cola de león, contribuyendo así a la conservación de una preciosa especie que está gravemente amenazada y esperan poder seguir creciendo en pro de la conservación de la biodiversidad mundial.

Para terminar sólo diré que ver las ballenas en libertad es equiparable a la sensación de sonidos selváticos y sensaciones corporales que te regala la visita al Zoo de Castellar. Tenemos una comarca con dos parques naturales y reserva de la biosfera, era normal tener un refugio de animales de este nivel…

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias de hoy

Lo más leído