Algeciras al minuto

  • Diario Digital | miércoles, 19 de enero de 2022
  • Actualizado 02:59

Otro agravio más.Por: Ángel Luis Jiménez.

IAM/ALJ Otro agravio más para los algecireños, que ven como su Puerto se queda atrás en las mejoras ferroviarias necesarias, cuando el Gobierno de la Nación financia la mejora de los ferrocarriles del otro lado del Estrecho.

27122013_081058_592.jpg
Otro agravio más.Por: Ángel Luis Jiménez.
 Desde que se plantearon las mejoras de las comunicaciones férreas con Europa a través de los ejes atlántico y mediterráneo, el Gobierno del PP apostó por el desarrollo del enlace mediterráneo y los puertos de Valencia y Barcelona, que técnica y económicamente no son los más rentables para los intereses generales del país. Sin embargo, por razones no explicadas se han destinado 3.000 millones de euros al enlace mediterráneo y 50 millones al acceso central, que interesa a Algeciras por sus enormes expectativas de empleo y desarrollo para esta Comarca y Andalucía. La actitud del PP -nadie se ha opuesto a este planteamiento- parece una vendetta a las continuas derrotas electorales que la ciudadanía andaluza les ha infligido en los más de 30 años de autonomía. Una venganza por la incomprensión social que han sufrido sus ideas y sus líderes cuando recorrían sus calles pidiendo un gobierno de derecha para Andalucía. No puedo pensar otra cosa. No les bastaba o les parecía insuficiente el castigo que nos infringen en los presupuestos Generales del Estado, que ahora han llegado un poco más lejos. Y nos afrentan apostando dinero público -el dinero de todos, incluido el dinero de los andaluces- para satisfacer sus intereses políticos más de lo que dicta la razón y la praxis del buen gobierno. Ha sido el presidente del Puerto de Algeciras, el que ha tenido que salir a la palestra para calificar como “nuevo agravio” la aprobación por el Consejo de Ministros de la financiación de los trabajos de señalización ferroviaria del eje Casablanca-Tánger Med. Lo mismo que todos los días se está pidiendo para el tramo ferroviario de Algeciras a Bobadilla. Pero, ¿dónde los hombres? como decía Rafael Alberti. Porque el edil de la ciudad agraviada y diputado nacional, Ignacio Landaluce, sigue callado y haciendo meritos para seguir ascendiendo mucho más arriba de lo que le correspondería por su demostrada incapacidad en este y otros asuntos que les preocupan mucho a los algecireños. En este país hemos llegado a un punto donde los intereses generales poco importan. Y no habrá salida para nuestros graves problemas de empleo y los derivados de esta crisis, si seguimos gobernados por incompetentes y mediocres a los que solo les preocupa hacer carrera política. Necesitamos dirigentes políticos, que estén a la altura de las circunstancias, con capacidad para tomar las decisiones adecuadas  y resolver los graves problemas de nuestro país. No hay otra salida.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad