Diario Digital | 10 de agosto de 2022 18:54

Logo VectorNOTEESCONDASCMAR-CA_

El personaje: Gerente de ARCGISA: ¿Héroe o Villano?

El personaje: Gerente de ARCGISA: ¿Héroe o Villano?

Sellama antonio Rodríguez y es notricia porque ha conjugando en primnera persona el verbo dimitir, y además lo ha hecho, de formas pública median te carta abierta y con la claridad por bandera, y esto se pue traducir sin escudirse en el argumento tan socorrido y tanb poco creído de los “motivos personales”, y dando pelos y señales y señando con nombre, apellido, siglas políticas  y cargpo institucional que ostenta el culpable de su decsión de demitir comogerentre de ARCGISA: Aguas y Residuos del Campo de Gibraltar. Carta anoerta de Antonipo Rodríguez anunciado su dexisión de la que por su extensión recogemoos solamente algunos de sus párrafos:”Como cargo público me siento en la obligación de hacerlo, y como persona, dados los ataques viles y falaces a los que he sido sometido por parte del Partido Andalucista de Los Barrios, creo que también tengo el derecho a hacerlo.Dentro de unas semanas abandonaré mi puesto en ARCGISA y me incorporaré a mi trabajo. Durante los últimos dos años, en los que he sufrido un ataque continuado por parte del alcalde barreño Jorge Romero y su partido, han sido muchas las ocasiones en que he pensado hacerlo. Si no lo hice antes fue porque, a mi modo de ver, mi partida sólo empeoraba las cosas. Sin embargo, si he dado el paso ahora es porque creo que con mi marcha, ARCGISA y Mancomunidad salen ganando. 

-Para desgracia de los que me atacan seguiré en política porque me siento con fuerzas para seguir aportando mi experiencia, ilusión y trabajo allá donde mi partido lo requiera, porque no voy a tirar la toalla por mucho daño que me hayan hecho o pretendan hacerme, y porque no tengo nada que ocultar. Como cualquier gestor, en todos estos años puedo haberme equivocado en ocasiones, pero siempre he sido honrado y honesto en mi función pública, y el balance de mi trabajo está ahí, ya lo juzgará el tiempo. Pero sobre todo seguiré en política porque mis convicciones son firmes, porque soy un luchador y no voy a rendirme ante la mentira, el populismo barato y la zafiedad. Todos somos juzgados, y todos tendremos nuestra sentencia, y no solo en política, sino también en la vida: Antonio Rodríguez: héroe o villano?

Como cargo público me siento en la obligación de hacerlo, y como persona, dados los ataques viles y falaces a los que he sido sometido por parte del Partido Andalucista de Los Barrios, creo que también tengo el derecho a hacerlo.

Dentro de unas semanas abandonaré mi puesto en ARCGISA y me incorporaré a mi trabajo. Durante los últimos dos años, en los que he sufrido un ataque continuado por parte del alcalde barreño Jorge Romero y su partido, han sido muchas las ocasiones en que he pensado hacerlo. Si no lo hice antes fue porque, a mi modo de ver, mi partida sólo empeoraba las cosas. Sin embargo, si he dado el paso ahora es porque creo que con mi marcha, ARCGISA y Mancomunidad salen ganando. El nivel de suciedad política y demagogia sin sentido de Jorge Romero ha alcanzado ya unos niveles inaceptables. Durante los últimos meses ya no se ha conformado únicamente con atacar a mi persona, sino que, su obcecación por su persecución particular le ha llevado a pretender deteriorar gravemente la imagen de ARCGISA mediante un populismo barato que afortunadamente cada vez tiene menos calado en los ciudadanos, porque los que no conocían a este personaje más allá de sus palabras ya lo van conociendo por sus acciones. Además de manchar mi imagen personal, el resto de objetivos que persigue Romero con esta campaña de desprestigio que ha llevado sobre ARCGISA ya los iremos viendo si su socio de gobierno se lo sigue permitiendo.La gente que me conoce de verdad sabe que no tengo apego a los cargos, sin embargo, que no lo tenga no significa que no esté dolido, lo estoy. Llevo dedicado a la gestión de los servicios públicos de la Mancomunidad desde el año 95. Como Consejero Delegado, primero de RUCAGISA y después de ARCGISA he ayudado a construir la actual ARCGISA y convertirla en una de las primeras empresas públicas de España en su sector. Me siento orgulloso de ello, y eso no me lo quitará jamás ni Jorge Romero ni ninguno de sus palmeros, por más mentiras que quieran seguir lanzando. Ése es el verdadero balance de mi trabajo, colaborar en la creación de una empresa pública que funciona y que da un servicio real e igualitario a los ciudadanos de diferentes municipios del Campo de Gibraltar, a un coste menor del que supondría una gestión privada. Dejo la empresa con unas tasas por debajo de la media nacional y con unos beneficios acumulados de más de 3,5M€ en los últimos dos años. En definitiva una empresa saneada y profesionalizada, con algunos trabajadores de enorme talento a los que esta situación y la irresponsabilidad de quien la provoca también está dañando. A ellos quiero darle las gracias por su esfuerzo y dedicación, pero sobre todo por su compromiso con la empresa y con la sociedad, sé que los que se quedan, y la persona que me sustituya, pensarán lo mismo el día de su partida. Además de mi agradecimiento, quiero también dar ánimos a toda la plantilla de ARCGISA, y me gustaría pedirles, en mi último mensaje como Consejero, que sigan confiando en el proyecto, porque ellos son el mayor activo de ARCGISA. En política, como en todos los órdenes de la vida, hay gente buena y mala, capaz e incapaz, pero personajes tan dañinos e incompetentes como Jorge Romero son siempre pasajeros. La mayoría de los políticos, sean del color que sean, son gente honesta y sensata, y estoy seguro que los que representan a los ciudadanos de esta comarca  no permitirán que este personaje siga haciendo daño a una empresa que en todos estos años ha demostrado su utilidad en el servicio público como ARCGISA. Desgraciadamente menor confianza tengo en su actuación en el Ayuntamiento de Los Barrios, pero esto no es lo que hoy me ocupa. Estoy seguro de que mi marcha podrá ayudar a que mi partido y el Partido Popular refuercen el Pacto por los Servicios Públicos en la Mancomunidad que firmaron en su día, y que no permitirán que ARCGISA se convierta en un escenario de batalla política permanente como pretende Jorge Romero. El político que es un incapaz para gestionar solo puede esperar justificarse con la demagogia y removiendo las vísceras, pero eso tiene poco recorrido, el tiempo ya se encargará de ponernos a cada uno en nuestro sitio.Aunque ya no sirva de nada, quiero también aclarar algunas cuestiones. En los trece años que llevo al frente de las empresas de Mancomunidad, jamás he publicado el extracto de mi tarjeta de crédito por una razón muy simple, porque jamás la he tenido. Nunca hice viajes a costa de las empresas, las comidas que he cargado a ARCGISA se pueden contar con los dedos de una mano, y nunca cobré un sueldo de ellas hasta hace sólo dos años, y ese sueldo ha sido de 2500€ al mes. A pesar de la demagogia que fácilmente se puede cargar acerca de este punto y sobre todo en los difíciles tiempos que corren, cualquier persona versada en la materia entenderá que es un sueldo desproporcionadamente bajo para el cargo de Consejero Delegado de una empresa que factura cerca de 40M€ y con casi 400 trabajadores. Ésta es la verdad, por mucho que se quiera vender lo contrario, y estoy convencido que muchos de los que han criticado públicamente el funcionamiento de ARCGISA sí que tendrán muchas más dificultades en justificar su sueldo, en vista de los escasos y nefastos resultados de su labor. Puede que alguien se pregunte ahora porque no he salido antes a defenderme. La razón es sencilla, al contrario que Jorge Romero yo nunca utilizaría la entidad a la que represento para atacar o defenderme de nadie, y como persona yo no puedo luchar en la calle contra la demagogia y el populismo barato, sobre todo si este está apoyado por un medio de comunicación que llega todos los días a unos cuantos miles de personas.Quiero decir por último que esto no es un adiós. Como he dicho, volveré a mi trabajo y dispondré de menos tiempo para la política. Aunque ya no estaré en ningún cargo de gestión y ni si quiera sé en estos momentos si volvería a aceptar alguno, lo que si tengo claro, porque eso me lo ha enseñado la vida, es que voy a seguir luchando por lo que creo. Para desgracia de los que me atacan seguiré en política porque me siento con fuerzas para seguir aportando mi experiencia, ilusión y trabajo allá donde mi partido lo requiera, porque no voy a tirar la toalla por mucho daño que me hayan hecho o pretendan hacerme, y porque no tengo nada que ocultar. Como cualquier gestor, en todos estos años puedo haberme equivocado en ocasiones, pero siempre he sido honrado y honesto en mi función pública, y el balance de mi trabajo está ahí, ya lo juzgará el tiempo. Pero sobre todo seguiré en política porque mis convicciones son firmes, porque soy un luchador y no voy a rendirme ante la mentira, el populismo barato y la zafiedad. Todos somos juzgados, y todos tendremos nuestra sentencia, y no solo en política, sino también en la vida.Gracias a todos los han confiado en mí, gracias a todos los que han querido verme como soy y no como les dicen que soy. A todos ellos, hasta luego amigos. A los que no tengo la suerte de conocer pero han perdido su tiempo en leer estas líneas, gracias por vuestro tiempo. A los que me han hecho daño o me han condenado sin motivo, suerte, porque no voy a rendirme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias de hoy

Lo más leído