Algeciras al minuto

  • Diario Digital | jueves, 24 de octubre de 2019
  • Actualizado 02:46

La APBA anuncia que colaborará para solventar los problemas de vertidos de fecales en Algeciras

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) colaborará con el Ayuntamiento de la ciudad en solventar entre otros de forma definitiva el saneamiento de las aguas que desembocan en la dársena del Saladillo. Así lo ha confirmado hoy el director general de la APBA, José Luis Hormaechea, en un desayuno con los medios de comunicación en el que ha detallado todas las alternativas de crecimiento futuro recogidas en la versión inicial del Plan Director de Infraestructuras (PDI) ahora en información pública.
cartel de denuncia
cartel de denuncia
La APBA anuncia que colaborará para solventar los problemas de vertidos de fecales en Algeciras

Esta actuación, vinculada al Plan Director de Infraestructuras (PDI), mejoraría la actual calidad de las aguas de la Bahía, frente a la menor circulación de estas en el puerto deportivo provocadas por la alternativa de ampliación elegida en su versión inicial. 

El PDI constituye la “hoja de ruta” para el futuro del puerto que se enmarca en el Plan Director vigente (que data del año 2000, revisado en 2005) y que tras un largo periodo de consultas previas tiene un alcance más limitado en el desarrollo de infraestructuras.

La alternativa propuesta, conocida como la 4, supone la ampliación de Isla Verde Exterior hacia el Sur, generando una explanada de 50 hectáreas y 650 metros adicionales de muelle y en línea con Isla Verde Exterior. Como ha aclarado el director general de la APBA, el ro-ro, que también ganaría espacio en la ampliación, y el tráfico de contenedores, son las dos principales actividades del Puerto de Algeciras necesitadas de capacidad adicional. En este sentido Hormaechea ha recordado que el de Algeciras es el puerto más eficiente del país en la relación de toneladas movidas por metro lineal de muelle y por metro cuadrado de superficie. La alternativa 4, presupuestada en 300 millones de euros, también recoge la ampliación del Dique de Abrigo Exento y añade como solución medioambiental, un canal para conservar la patella ferruginea que permitirá además una mayor circulación de las aguas en la dársena del Saladillo. En este sentido el director de la APBA ha negado en su intervención la afección a la Playa de Getares, puntualizando que la medida indicada de dar solución de forma definitiva al saneamiento en la zona sur minimizará el efecto de embolsamiento o menor circulación de las aguas en la dársena del Saladillo y Playa del Chinarral, para la que los estudios de dinámica litoral realizados por la Universidad de Cantabria arrojan que no habrá afección alguna.

6 alternativas estudiadas

La APBA ha estudiado de forma exhaustiva hasta 6 alternativas desde el punto de vista tanto técnico, como económico y medioambiental, contando para ello con consultoras y universidades especializadas durante el último año que han realizado estudios que incluyen, entre otros, análisis de afección a terceros, solución de necesidades, coste y rentabilidad, relación con la ciudad, plazos y evaluación ambiental. Dos de estas alternativas, la 5a y 5b, no contempladas inicialmente se incluyeron en el análisis a propuesta de los colectivos vecinales durante el periodo de información pública del borrador del PDI. No obstante dichas opciones, que contemplan un crecimiento hacia el Norte, arrojan un resultado inviable desde el punto de vista tanto técnico como económico, por su enorme riesgo técnico e incertidumbre al apoyarse a gran profundidad sobre un paleocauce, así como por su afección importante a los operadores actuales y su mayor afección ambiental. Este impacto es extensible a las alternativas 2 y 3, todas con diseños hacia el Norte, opciones absolutamente descartadas por la propia APBA por su afección a la Playa del Rinconcillo y el Paraje Natural de las Marismas del Palmones. No obstante, entre las medidas asociadas al PDI, la APBA también contempla el acondicionamiento de las playas de la Bahía.

Por su parte, la alternativa 1, no resuelve la necesidades planteadas y aleja el tráfico de pasajeros de la ciudad. Con todo, la alternativa 4 arroja la mejor valoración en la mayoría de los indicadores, tras las  evaluaciones multicriterio y medioambiental.

La evaluación ambiental de cada alternativa ha incluido trabajos específicos y anejos sobre la calidad del aire, ruido terrestre y submarino, aguas de baño, calidad del agua, dinámica marina, circulación en la Bahía, espacios naturales y especies protegidas, marinas y migratorias, hábitats de interés comunitario, biocenosis marina, sector pesquero, fondos marinos y suelos, patrimonio, huella de carbono, paisaje, consumo de recursos, etc Todas las alternativas y estudios pueden ser consultados en la página web de la APBA: https://www.apba.es/anuncio/428.

Más empleo

Una séptima alternativa sería no hacer nada, no contemplada por la APBA porque supondría “el declive del puerto”, poniendo en riesgo los 28.000 empleos directos, indirectos e inducidos que genera la actividad portuaria en la Bahía, como ha señalado Hormaechea. Con la ampliación, dicho impacto aumentaría en 2.000 trabajadores adicionales, 500 de ellos directos asociados al contenedor, y otros 200 al ro-ro. 

El próximo viernes 4 de octubre la APBA continuará con la ronda de exposiciones de la versión inicial del PDI y su correspondiente Estudio Ambiental Estratégico con un encuentro abierto a los ciudadanos en el Auditorio Millán Picazo. El PDI estará en información pública hasta el 15 de octubre.  Tras dicho periodo se elaborará la versión definitiva del Plan que sería desarrollado, en su caso y cuando la demanda lo exigiese, por proyectos específicos sometidos cada uno a su correspondiente declaración de impacto ambiental.