Algeciras al minuto

  • Diario Digital | lunes, 16 de septiembre de 2019
  • Actualizado 14:42

Importadores de pesca se plantean paralizar las importaciones por la situación "insostenible" del PIF

La Asociación de Importadores de Productos Perecederos del Puerto de Algeciras (Aimpa) ha criticado la situación "insostenible" en el Puesto de Inspección Fronterizo (PIF) de Algeciras (Cádiz) con los productos de la pesca fresca procedentes de Marruecos, llegando a plantearse incluso una paralización de la importaciones de estos productos".
pif
pif
Importadores de pesca se plantean paralizar las importaciones por la situación "insostenible" del PIF

En una nota, la asociación ha señalado que la información ha sido trasladad al Gobierno marroquí por parte de los importadores comunitarios, ya que la gran mayoría de ellos tienen sociedades mixtas con los exportadores en Marruecos y las perdidas constantes, así como los daños de imagen que se le esta dando a estas empresas antes las plataformas de supermercados comunitarios que comercializas sus productos, "están llegando a su fin debido a los incumplimientos de entrega de producto perecedero y falta de frescura".

Por ello, el colectivo ha planteado una paralización de la importaciones de estos productos o el bloqueo de los mismos en el propio puerto de Algeciras hasta que se le de algún tipo de solución a estas mercancías, ya que "superan en puerto bloqueadas hasta 24 horas a altas temperaturas".

"Tenemos informes que nos trasladan de alguno de estos afectados, que siendo un puesto de inspección 24 horas, cualquier unidad con pescado fresco que no este en puerto y su declaración sumaria activa antes de las 22,00 horas, queda sin despachar hasta el día siguiente", ha señalado la asociación, que ha añadido que "esto ya ha sido aceptado por el colectivo".

No obstante, han añadido que "lo que no se puede soportar es que en esta misma semana se han vuelto a dar casos de que el tráfico de pescado fresco perecedero llegados en la madrugada no se despachan en el transcurso de la mañana siguiente, dejándolos totalmente olvidados para el turno de tarde, que lo atienen cuando buenamente pueden, llegando a inspeccionar incluso a las 20,00 horas, teniendo que ir luego a aduanas para liberar fiscalmente la mercancía, que en algunos casos pueden quedar para el día siguiente".

En este sentido, han explicado que "otros tres casos muy recientes y habituales que se han dado lugar este mismo lunes 2 y martes 3, llegando los camiones de perecedero a las 11,10, 13,15 y 13,17 horas y no siendo asignados a inspector veterinario hasta transcurridas siete y ocho horas en puerto, y esto sin estar en plena campaña de vegetales o animal, es decir, a un ritmo de trabajo bajo o medio en cuanto a volumen de expedientes".