Algeciras al minuto

  • Diario Digital | lunes, 26 de agosto de 2019
  • Actualizado 11:38

UNA VEZ EN EL DIQUE, PUDIERON SOLUCIONAR LA AVERÍA EN CUESTIÓN DE MINUTOS

Regresa a puerto por problemas técnicos el ‘Volcán de Teno’ de Trasmediterránea

El barco salió hacia Algeciras a las 13.00 horas, tal y como estaba programado, sin embargo, a pocos metros antes de salir por la bocana comenzó a tener problemas técnicos relacionados con una avería en uno de sus motores.

Imagen archivo
Imagen archivo
Regresa a puerto por problemas técnicos el ‘Volcán de Teno’ de Trasmediterránea



El ‘Volcán de Teno’, el único ferri de la compañía Trasmediterranea que opera en Ceuta, ha tenido que regresar a puerto este mediodía a causa de problemas técnicos que se suscitaron una vez que iniciaron la travesía. El buque tuvo que ser remolcado ya que dicha avería le impidió volver por sus propios medios hasta el dique.

Por ello, pidió el apoyo del remolcador para regresar a dique y determinar si se trata de una avería menor o si necesita una reparación más a fondo. El barco ha atracado en el puerto poco antes de las 14.30 horas, no obstante, en cuestión de pocos minutos pudieron arreglar la avería y volvió a estar operativo antes de las 15.00 horas, retomando la ruta hacia Algeciras. Mientras tanto los pasajeros permanecían en su interior, esperando la reanudación de la línea.

Antecedentes
El ‘Volcán de Teno’, de la naviera Armas, llegó el pasado mes de mayo para sustituir al ‘Milenium Dos’ de manera temporal, aunque finalmente esa sustitución resultó ser definitiva. A menos de una semana de su llegada sufrió un incendio en una de su sala de máquinas que provocó la suspensión de la línea Ceuta-Algeciras durante varios días.

En aquella ocasión, el incendio lo sufrió llegando al puerto de Algeciras, siendo mitigado de manera inmediata desde el puente de mando gracias al sistema de dióxido de carbono que con celeridad hermetizó la sala y sofocó el fuego a causa de la falta de oxígeno.

Pese a la pronta intervención, tras el incidente el ferri presentaba una avería en la bomba de combustible y algunos daños más derivados de éste, lo que le obligó a permanecer en reparación varios días, sin que desde la naviera se ordenara sus sustitución por otras embarcación, como suele suceder en estos casos.