Algeciras al minuto

  • Diario Digital | lunes, 09 de diciembre de 2019
  • Actualizado 01:52

La sanidad del Campo de Gibraltar, en estado crítico

El Campo de Gibraltar vuelve a alzar la voz. Dos años después de la histórica manifestación que congregó en Algeciras a más de 20.000 personas, la Plataforma de Afectados por la Sanidad Pública del Campo de Gibraltar ha convocado una nueva protesta para este viernes día 15.
punta europa
punta europa
La sanidad del Campo de Gibraltar, en estado crítico

Los motivos se encuentran en la delicada situación que sufre la sanidad, tanto en los hospitales de Algeciras y La Línea como en los centros de salud de la comarca. Una situación que la portavoz de la plataforma ciudadana, Alejandra Pajares, no duda en asegurar que es “bastante peor que entonces”.

El principal problema sobre el que ponen el acento es la “falta alarmante” de especialistas que sufre la comarca. Una carencia de profesionales que detectan en todas las especialidades y que cifran en 45 en el hospital Punta Europa de Algeciras y en 11 en el de La Línea.

Este déficit se produce en unidades como Traumatología, Endocrinología, Cardiología, Oncología o Neurología. A ello añaden la “preocupante” situación de áreas como Rehabilitación, que “ha desmantelado” desde enero, con una plantilla bajo mínimos que hace que “no se hagan rehabilitaciones aquí”. O la de Salud Mental, que se ha cerrado en el Punta Europa, quedando como unidad de día, y que han pasado al hospital de La Línea, donde no hay profesionales suficientes para cubrir las plazas que se necesitan para atender a los enfermos.

Paqui Bautista, portavoz de la Coordinadora Comarcal en Defensa de la Sanidad Pública del Campo de Gibraltar, redunda en este problema: “No hay especialistas en nuestros hospitales. Lo último ha sido Cardiología, que es la que más alarma ha producido últimamente, ya que hay pacientes atendidos por médicos internistas, que lo que debe hacer es llamar al cardiólogo para que se haga cargo del paciente”.

manifestación sanidad

Jesús Dávila, epidemiólogo del hospital Punta Europa durante treinta años, ahora ejerciendo en el Puerta del Mar de Cádiz, ahonda en este problema: “Casi todas las especialidades están deficitarias. No sólo en Algeciras, sino también en La Línea, donde se construyó un hospital, pero no se ha dotado de personal suficiente”.

“Se han escudado en que no salen residentes, pero salen cientos todos los años. Veo cómo salen chavales extraordinarios, super preparados. Y eso hay que atraerlo. Hay que hacer búsquedas activas, contrataciones, estabilidad, incentivos. Lo que pasa es que, si no les garantizamos que vayan a estar aquí, se van a otros sitios”, señala.

El problema no es ajeno al recién inaugurado hospital de La Línea. Paqui Bautista denuncia que “las cirugías se han parado en La Línea porque no había anestesistas, y cuando se consiguieron, con las intervenciones ya programadas, se encontraron con que no había personal de Enfermería para realizarlas”.

Listas cerradas

Una de las consecuencias más graves de esta situación son las listas de espera. Según señala Alejandra Pajares, se ha llegado al punto de que directamente no se están dando citas ya que las listas están cerradas en algunas especialidades: “Se han desmantelado un montón de cosas. Te encuentras con neurología, traumatología o la especialidad que te encuentres, seguramente la lista cerrada y no te den cita”.

“Los pacientes se tienen que desplazar a su centro de salud para iniciar un trámite de consulta con un especialista. Cuando ya lo tienen asignado, se encuentran con que está de baja, de vacaciones o no está, y tienen que empezar otra vez de cero, con la consecuente masificación de los centros de atención primaria y de los hospitales”, señala.

Pajares lamenta que “la situación es de hartazgo, por las vueltas que les hacen dar a los enfermos, que tienen dolores y que no están para andar de papeleo de aquí para allá”.

Deterioro

Jesús Dávila, con una trayectoria de tres décadas como facultativo del Punta Europa, lamenta el deterioro que ha ido sufriendo el hospital algecireño: “Históricamente, se cometió un gran error en el Campo de Gibraltar. Los localismos hicieron que se construyeran dos pequeños hospitales, y se intentó que fueran complementarios para una población de 70.000 habitantes, y eso no cubría. Los egoísmos políticos de uno y otro lado hicieron que aparecieran los maquiavelismos de aldea y la ignorancia de personas en puestos relevantes”.

El epidemiólogo lamenta las consecuencias de esta situación: “El hospital Punta Europa ya es una casa de socorro. No hay más de cinco quirófanos, y algunos no sé si los habrán renovado. ¿Usted cree que con cuatro o cinco quirófanos se atiende a la población del Campo de Gibraltar?”.

hospital punta europa

Dávila ahonda en un problema heredado de infraestructuras: “El Materno Infantil no fue una idea política, sino una necesidad. El problema es que las políticas se deben cumplir”.

Además, denuncia el déficit que sufre la población respecto incluso al resto de la provincia: “Es evidente que la situación es peor que en el resto de la provincia. El hospital de Jerez está muy bien dotado, y se hizo otro edificio al lado. Allí no faltan especialidades. ¿Qué diferencia hay? Teniendo esta comarca una importancia estratégica como no la tiene ninguna de Europa. Nunca ha tenido la atención que debía tener, y en el campo sanitario, tampoco. En los setenta era más que un hospital comarcal, era un segundo nivel, pero ha ido a menos”.

Zona de difícil cobertura

La Plataforma de Afectados por la Sanidad Pública del Campo de Gibraltar reclama a la Junta de Andalucía que active una medida que podría solucionar este problema: declarar a la comarca como zona de difícil cobertura sanitaria, lo que incentivaría la llegada de médicos a la zona al contar con mejores sueldos.

Alejandra Pajares lamenta que “ni siquiera están equiparados con la media nacional. Llevan dos años diciendo que iban a declarar la comarca de difícil cobertura sanitaria, pero han pasado dos años y no lo han hecho”.

La portavoz del colectivo ahonda en que el problema es que existe una “fuga de médicos” en el Campo de Gibraltar, motivada porque “les ofrecen contratos muy precarios”.

“Les ofrecen un contrato del 33% de jornada, que eso no es nada, y los que vienen de fuera tienen que pagarse un piso con un contrato precario. Después del verano, ha sido arrolladora la fuga de profesionales”, asegura.

Mientras no se produce esa declaración, el resto de medidas son percibidas como ineficaces por la plataforma: “Dice el gerente que pone unidades móviles. Pero eso es que traen a un oncólogo una semana de Sevilla a trabajar aquí. Eso es un parche que no vale para nada, que lo que hace es que retrasen las listas, que las pierden. Perjudican a la gente”.

Privatización

Jesús Dávila, a pesar de su actual destino en Cádiz, sigue comprometido con las necesidades sanitarias del Campo de Gibraltar, donde ejerció durante tres décadas: “Como médico, creo en el sistema público, y hemos tenido uno de los mejores sistemas públicos, que es el logro de mucha gente, de todas las formas de pensar”.

Por ello, considera alarmante la situación actual. “Cuando se hacen esas cosas, no es porque alguien cometa un error, o no haya residentes o medios. Lo que se quiere es avocar a la sanidad pública al desastre. Salvarla privatizando. Y esa es la realidad que subyace tras esto. La gente responderá cuando tengan que pagar 20.000 euros para una operación. Cuando se generan esas listas de espera, de dos años esperando por tu salud, pues te vas al privado. Esto hay que desenmascararlo”.

“Los ciudadanos no estamos dispuestos a seguir permitiendo esto. Hay que decir que hasta aquí hemos llegado”, sentencia Paqui Bautista.

Nuevo Gobierno

Para la plataforma, la llegada del nuevo Gobierno no ha arreglado la situación: “Las cosas han empeorado bastante. Al principio, la verdad es que empezaron a abrir consultas externas los sábados, los quirófanos funcionaban los fines de semana... Pero ha habido un retroceso importante, porque hay pruebas diagnósticas que se podrían hacer aquí y sin embargo las mandan a Cádiz”.

“Una de las medidas del nuevo Gobierno ha sido destinar 25 millones de euros a la sanidad privada”, lamenta Alejandra Pajares.