Algeciras al minuto

  • Diario Digital | viernes, 15 de noviembre de 2019
  • Actualizado 14:27

Los CFD: La mejor forma de especular en la bolsa sin comprar acciones, pero con ellas

Los expertos opinan que si inviertes en la bolsa y aún no has invertido en CFD no sabes lo que es invertir en acciones; operación además que recomiendan a quienes se inician en el trading.

pasted image 0 (3)
pasted image 0 (3)
Los CFD: La mejor forma de especular en la bolsa sin comprar acciones, pero con ellas

 

Estos derivados financieros son instrumentos de inversión como las acciones, dentro del mismo mercado, con los que se puede ganar tanto dinero como con las mismas acciones o activos.

Qué es un CFD

Como ya lo adelantamos, es un derivado financiero sobre el que se puede invertir a partir de cualquier activo: acciones, divisas, mercados, materias primas, o cualquiera que esté en la bolsa.

CFD son las siglas, en inglés, de Contracts For Difference, o en español, contratos por diferencias. Estos permiten participar de los movimientos de un activo latente sin ser el propietario del mismo.

Si partimos de las acciones de empresas, toda empresa que se desenvuelve en acciones tiene CFD, y lo interesante es que el precio de ese CFD se equipara con mucha exactitud al precio de la acción de la empresa. Se puede decir que tener un CFD es lo mismo que tener una acción de la empresa.

Pero es más interesante aún que desde España, puedes tener un CFD de una empresa importante española, pero también el de una destacada corporación americana o de índices mundiales, de la producción del aceite de soja, del petróleo, en fin, de todo activo negociable, si lo deseas.

Los CFDs son un mercado extrabursátil que ha generado un número indeterminado de operaciones, en el que las partes de las mismas toman posiciones opuestas; al mismo tiempo que generan ganancias o pérdidas al liquidar el valor real implícito, respecto al precio que se invirtió. Lo interesante es que al final no se intercambió ningún tipo de activo, en realidad, como sí pasara en otros mercados.

Consejos, ventajas y desventajas

Para quienes empiezan en el mundo del trading, uno de los principales consejos para operar con CFDs es no apalancar mientras no seas capaz de ganar de forma constante. Cuando se empieza, irremediablemente se pierde dinero en promedio de las primeras operaciones que se realizan; si apalancas simplemente aceleras las pérdidas.

Claro que el apalancamiento es muy atractivo. De hecho es la primordial característica de los derivados financieros: mover mucho “dinero” con muy poca inversión real. No hay nada más emocionante que invertir 1000 euros para intentar obtener ganancias de 25000 euros; pero si pierdes, pierdes en función de 25000 euros, ahí está el riesgo. He ahí la razón del consejo básico.

Pero por lo demás, es una apuesta muy importante. Regresemos al ejemplo, si inviertes 1000 euros en la compra de acciones de una empresa importante, y está sube un 10%, habrás logrado una ganancia de 100 euros.

Pero si inviertes en CFD solo 80 euros, apalancados para mover 1000 euros, te ganaras los mismos 100 euros, pero con una inversión mil veces menor. Claro que esto también te demuestra que puedes apalancar a tu ritmo, en menor o mayor cuantía con la misma inversión. Puedes apalancar de 1 a 300 o de 1 a 30.

Pero, además del apalancamiento, hay otro punto importante en las operaciones CFD, que las diferencia drásticamente de, por ejemplo, las acciones. Estas son las operaciones o posiciones cortas. las posiciones cortas son las que nos permiten obtener alguna ganancia cuando la bolsa está en caída, sin embargo, son pocos, o ninguno, los que aceptan estas operaciones en acciones.

Sin embargo, hay muchos que aceptan posiciones cortas cuando de CFD se trata, así se puede vender un activo, prestando atención a su caída, y recuperarlo posteriormente a un valor menor, logrando un potencial beneficio en la operación entre el precio de venta y de recompra. Así, se mantiene alguna rentabilidad, tanto en las alzas de la bolsa, como cuando esta está de caída.

Entre sus ventajas, con la advertencia ya expresada al principio sobre el tema, el apalancamiento es una de las principales, ya que con pequeñas garantías, se puede mover un importante nominal, obteniendo rendimiento sobre el nominal apalancado y no el invertido.

Otra es la gran cantidad de implícitos o subyacentes, lo que abre un importante abanico de opciones para invertir en función de activos de diversos países, lo que implica también una gran variedad de divisas que amplía considerablemente tu cartera de inversión. Además de que solo se mueve en función de los implícitos o subyacentes; no existe otra forma de determinar sus variantes. Si el mercado cierra, el CFD sobre subyacente se paraliza.

Finalmente, debes tener presente que la forma de manejar tus CFD son los brókers especializados. Son muchas la sociedades de valores, tradicionales o novedosas que tienen movimientos financieros con este tipo de instrumento. Muchos de ellos ofrecen formación, en algunos casos gratuita, para entender cómo funciona el mercado de CFD.