Algeciras al minuto

  • Diario Digital | jueves, 27 de enero de 2022
  • Actualizado 00:36

Consumo: una de cada cinco llamadas, para saber cómo reclamar

El 900 84 90 90, teléfono de Consumo de la Junta, atendió en 2009 más de 39.000 consultas de usuarios que, además de pedir información general sobre cómo formalizar una queja, se interesan por los servicios del hogar, las telecomunicaciones y la vivienda. Se trata de un número gratuito que la Consejería de Salud tiene a disposición de la ciudadanía para resolver sus dudas relacionadas con temas de consumo. Durante el año 2009 la mayoría de las lamadas (un total de 7.526, es decir, una de cada cinco llamadas) se refería a información genérica sobre cómo presentar una reclamación. Además, los sectores que acapararon el interés de los usuarios en sus llamadas a este número telefónico fueron el de los servicios del hogar, los servicios de comunicaciones (fundamentalmente de telecomunicaciones) y el sector de la vivienda.

Consumo: una de cada cinco llamadas, para saber cómo reclamar
La cifra de llamadas atendidas en 2009 por este teléfono de la Junta, cuya función es dar respuesta a las consultas de los andaluces y andaluzas sobre cualquier tema que les afecte como personas consumidoras y orientarlos adecuadamente sobre cuáles son los instrumentos que tienen a su disposición para defender sus derechos, ha experimentado un leve incremento (medio millar de consultas más) en relación con el ejercicio anterior.Dentro de los servicios del hogar se engloban las consultas sobre los servicios que prestan los operarios que acuden al domicilio a realizar alguna reparación y sobre los suministros de servicios básicos (como la luz o el agua) y su facturación. Por tanto, en este apartado se han incluido las llamadas relativas a la nueva facturación eléctrica mensual implementada a comienzos de 2009 y a la liberalización del sector eléctrico, que hizo efectiva el 1 de julio en nuestro país.Un número total de 3.892 llamadas fueron realizadas por los usuarios para demandar datos sobre las direcciones o los teléfonos de las oficinas municipales de información al consumidor (OMIC). Asimismo, el apartado sobre servicios de comunicaciones, que en su gran mayoría se refiere a prestaciones de telecomunicaciones, acaparó 3.168 llamadas, mientras que 2.237 fueron las consultas que se atendieron en relación a productos industriales relacionados con las comunicaciones, como por ejemplo terminales telefónicos. De otro lado, en 2.174 ocasiones el Teléfono de la Persona Consumidora de la Junta atendió cuestiones sobre el sector de la vivienda, como por ejemplo preguntas sobre la documentación e información que el promotor tiene la obligación de entregar al usuario o sobre las cautelas necesarias por parte del consumidor a la hora de suscribir una hipoteca.Igualmente, un total de 2.076 llamadas se refirieron a asuntos vinculados a las garantías y reparaciones de artículos, mientras que 1.420 fueron realizadas para requerir información sobre servicios financieros.La tercera parte de las personas que usaron este instrumento informativo el año pasado lo hizo a través del móvil (12.882 llamadas procedieron de este tipo de terminales telefónicos). En el caso de la provincia de Cádiz, se registraron 2.030 llamadas. Por meses, los que mayor número de cuestiones de los usuarios concentraron fueron febrero (5.044), enero (4.534) y marzo (4.224). Los meses de junio y julio también acapararon gran parte de las llamadas, con 3.399 y 3.575, respectivamente. Durante 2009 hubo cuestiones específicas que suscitaron el interés de los usuarios, como la nueva facturación, de carácter mensual, del consumo eléctrico, que entró en vigor a comienzos de 2009, y la liberalización del sector eléctrico, que se hizo efectiva el 1 de julio del pasado año. El Teléfono de la Persona Consumidora de la Junta es un instrumento que la Administración pone al servicio de la ciudadanía para resolver las dudas cotidianas que puedan surgir a cualquier consumidor en relación a sus derechos y para difundir los medios que existen para ejercer estos derechos de manera coherente, sostenible y responsable. Este objetivo forma parte del Plan Estratégico de Defensa y Protección de las Personas consumidoras y Usuarias de Andalucía 2008-2011, cuyas medidas buscan mejorar el conocimiento de la situación de la persona consumidora y usuaria en Andalucía, así como fomentar la educación y la formación en materia de consumo entre la ciudadanía en general.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad