Algeciras al minuto

  • Diario Digital | lunes, 16 de septiembre de 2019
  • Actualizado 17:15

Botafuegos: además de sarna, también tuberculosis

La sarna sacudió Botafuegos en el primer semestre del 2019 con 13 casos, cifras alarmantes que lo sitúa en el puesto número cuatro en el ránking nacional de entre los 83 Centros Penitenciarios con que cuenta el país, ahora brota otra  enfermedad infectocontagiosa como es la tuberculosis, que ha afectado a un interno y ha hecho saltar de nuevo las alarmas de la prisión.

Botafuegos: además de sarna, también tuberculosis

El recluso afectado trabajaba en la Panadería de la prisión, lugar donde desempeñan actividad laboral otros trabajadores como  cocineros, funcionarios e internos, permaneciendo en contacto directo con todos ellos durante muchas horas seguidas al día, además disfrutaba de permisos de salida cuya acogida la tiene una ONG, por lo que también abarca a otra persona con la que compartía habitación.

Los Servicios médicos de la prisión han actuado con celeridad y han activado un circuito para valorar al grupo de riesgo más cercano, se ha remitido un listado con más de 40 trabajadores penitenciarios a la Secreataría General de Instituciones Penitenciarias y se les han derivado a sus mutuas correspondientes.

El Sindicato Acaip-Ugt, de nuevo alza la voz para que la Administración Penitenciaria, forme a sus trabajadores en materia sanitaria, pues a diario el colectivo está trabajando con reclusos portadores de  enfermedades infectocontagiosas como hepatitis, sarna, tuberculosis o Sida, sin ningún tipo de formación ni información, exponiendo de forma gratuita la salud de su propio colectivo al contagio de esas enfermedades. 

Del mismo modo hacemos otro llamamiento a nuestros máximos responsables Penitenciarios, instándole a que dejen de maltratar tan descaradamente a nuestros Facultativos, los cuales están trabajando al 200 % debido a tener la mitad de las plazas vacantes sin cubrir, con una edad media de casi 60 años, con guardias de 24 horas obligatorias y con un ambiente laboral ensombrecedor con agresiones, insultos y amenazas de muerte como parte de su trabajo, hechos que están denunciados por el Sindicato Acaip en muchos organismos, como Defensor del Pueblo, Inspección de Trabajo, Colegio de médicos, Subdelegación del Gobierno y maximos responsables penitenciarios.

Desde Acaip-Ugt, hacemos el penúltimo llamamiento a nuestro Ministerio del Interior y Secretraría General de Instituciones Penitenciarias para que de una vez por todas se sienten en una mesa de negociación con los sindicatos y resuelvan los numerosos problemas que afectan al colectivo penitenciario.