Algeciras al minuto

  • Diario Digital | jueves, 24 de octubre de 2019
  • Actualizado 06:37

En buen estado los tres guardias civiles que fueron rescatados por cuatro narcos tras colisionar

Los tres agentes de la Guardia Civil, todos ellos de Ceuta, que han caído esta mañana al mar tras colisionar una embarcación de la Benemérita con una narcolancha durante una persecución en Mijas (Málaga) se encuentran en buen estado de salud.
Momento después de la colisión
Momento después de la colisión
En buen estado los tres guardias civiles que fueron rescatados por cuatro narcos tras colisionar
Según han informado a Efe fuentes del instituto armado, los tres agentes han llegado a última hora de la tarde de hoy hasta Ceuta después de haber sido recogidos en la costa por una patrullera del instituto armado.

Los tres agentes están en buen estado de salud después del susto sufrido, habiendo sido recibidos en el puerto deportivo de Ceuta por otros compañeros del cuerpo, con los que han intercambiado opiniones del suceso.

La operación se ha llevado a cabo esta mañana y se ha saldado finalmente con la detención de los cuatro ocupantes de la embarcación semirrígida que era perseguida y la intervención de ochenta fardos de hachís con un peso aproximado de más de 3.000 kilogramos que habían caído al mar, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Los hechos han ocurrido cuando una embarcación del Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de Ceuta perseguía a una lancha semirrígida sospechosa de transportar droga por el área del Estrecho de Gibraltar y ocupada por cuatro personas.

Durante la persecución ambas embarcaciones colisionaron, por lo que cayeron al agua los tres guardias civiles y quedó la embarcación oficial girando sin control, con el consiguiente riesgo para los agentes que estaban en el agua.

La tripulación del helicóptero de la unidad aérea de Málaga, al percatarse del inminente peligro para los guardias civiles, requirió por megafonía a los ocupantes de la narcolancha que los apoyasen, y finalmente procedieron a su rescate.

Los cuatro ocupantes de la embarcación, todos ellos del Campo de Gibraltar, han sido detenidos por un delito de tráfico de drogas y se han recuperado más de ochenta fardos de hachís que habían caído al mar, con un peso aproximado de más de 3.000 kilos.