Algeciras al minuto

  • Diario Digital | viernes, 21 de enero de 2022
  • Actualizado 13:44

La Delegación de Salud y Familias condena los últimos episodios de violencia en La Línea y Algeciras

Isabel Paredes muestra todo su apoyo a los profesionales y recuerda que cualquier tipo de agresión, sea física o verbal, que se produzca contra el personal sanitario está tipificado como delito

EuropaPress_2777146_personal_sanitario_forma_colocacion_retirada_equipo_proteccion_individual
EuropaPress_2777146_personal_sanitario_forma_colocacion_retirada_equipo_proteccion_individual
La Delegación de Salud y Familias condena los últimos episodios de violencia en La Línea y Algeciras

La delegada territorial de Salud y Familias, Isabel Paredes, ha mostrado hoy su condena y repulsa a los dos últimos episodios de violencia contra personal sanitario, registrados en un mismo día en el servicio de Urgencias del Hospital de La Línea y en el Centro de Salud Algeciras Centro, al tiempo que ha trasladado todo su apoyo a estos trabajadores.

Paredes ha señalado que la Consejería de Salud y Familias “tiene tolerancia cero” ante las agresiones a sus profesionales, sean cual sean su naturaleza, física o verbal, y ha recordado que están tipificadas como delito. Así, ha apuntado que “el mínimo episodio de violencia es suficiente para que salten nuestras alarmas y no cejemos en el empeño de acabar con esta lacra que afecta a nuestros profesionales”.

La delegada ha resaltado el Plan de Prevención y Atención de Agresiones para los profesionales del Sistema Sanitario Público Andaluz, en vigor desde el pasado año, cuyo objetivo último es reducir las agresiones y minimizar sus consecuencias.

En virtud de este plan, los servicios jurídicos del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que asisten a todos los profesionales agredidos, solicitan la reparación económica integral por la agresión sufrida por el profesional. Igualmente, en los casos que proceda, se solicita la medida de alejamiento del agresor.

Además, se realiza una valoración exhaustiva de los daños causados en los centros sanitarios y de los gastos derivados de la posible baja laboral del profesional afectado y de su sustitución por otro trabajador.

En este sentido, la Consejería de Salud y Familias promueve modificaciones normativas para posibilitar medidas sancionadoras para los usuarios que cometan agresiones. Estas medidas incluyen sanciones económicas proporcionadas al daño causado por el agresor y, en caso de insolvencia, plantearse algún tipo de trabajo compensatorio a realizar por el agresor.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad