Algeciras al minuto

  • Diario Digital | martes, 22 de octubre de 2019
  • Actualizado 05:31

Un hijo de Antonio Tejón "El Castaña" entre los detenidos en la redada de esta mañana

Un hijo de Antonio Tejón, uno de los dos hermanos que lideraban el clan de "los Castañas" hasta que fueron encarcelados el año pasado, ha sido detenido, junto a 28 personas, en un nuevo golpe a la que está considerada como una de las organizaciones más destacadas del narcotráfico en el Campo de Gibraltar.

antonio tejón
antonio tejón
Un hijo de Antonio Tejón "El Castaña" entre los detenidos en la redada de esta mañana

Fuentes cercanas a la investigación han informado a Efe de que uno de los hijos de Antonio Tejón, cuya identidad no ha sido precisada, está entre los detenidos en la operación "Trapera", que la Guardia Civil ha puesto en marcha a las 5:00 horas de esta madrugada para detener a personas del círculo de "los Castañas".

La operación, con 29 detenidos y 36 registros en domicilios de Cádiz, especialmente de La Línea de La Concepción, y Málaga, confirma que no es fácil acabar con este clan y que la organización sobrevive y se reproduce sin dificultad.

El grupo, uno de los más activos y, sobre todo, conocidos, de La Línea de La Concepción, pareció quedar definitivamente descabezado el pasado 16 de octubre, cuando Francisco Tejón Carrasco, Isco, uno de los dos hermanos que lideraba la organización, se entregó a la Policía.

Lo hizo en la playa de la Atunara de la Línea de La Concepción, uno de los lugares neurálgicos de sus actividades y de la vida de esta familia, unos cuatro meses después de que su hermano mayor, Antonio Tejón, fuera apresado en la misma localidad, en una operación en la que participaron un centenar de agentes.

Ambos vivían en la clandestinidad, en Marruecos y en su mismo pueblo, La Línea -donde tienen numerosas viviendas y se sentían protegidos por su particular "ejército"-, desde que en noviembre del 2016 escaparan a la primera gran redada contra la red, en la que más de 150 agentes detuvieron a una treintena de miembros de la banda.

Agentes que han trabajado en su búsqueda sospecharon entonces que seguramente Isco, antes de entregarse, había dejado arreglado en manos de algunos de sus hijos o de los de Antonio, como funcionaría el negocio con ambos líderes encarcelados y después de ocultar lo que pudieran de las inmensas ganancias que han hecho con el tráfico de hachís desde Marruecos.

Isco y Antonio Tejón cayeron en un momento en el que su clan se había convertido también en un símbolo de la virulencia, la chulería y el descaro que había alcanzado el narco en el Campo de Gibraltar.

En febrero del 2018, veinte encapuchados de su particular "ejército" irrumpieron en el servicio de Urgencias del Hospital de La Línea y liberaron a uno de los suyos, que había resultado herido al caerse de la moto mientras trataba de huir de la Policía, y estaba custodiado por agentes.

Meses antes de su entrega, de nuevo el clan saltó a los medios. Isco, el narcotraficante más buscado de España, aparecía a cara descubierta, como una despreocupada estrella del trap, en varias escenas de un videoclip del cantante Clase A., haciendo ostentación de coches de lujo, rodeado de mujeres en tanga, en una piscina o en una cama redonda.

La redada en la que hoy han caído algunos de los sucesores de "los Castañas", se produce apenas dos semanas después de que los "herederos" de Abdellah El Haj, conocido como "el Messi del hachís" por haber liderado la organización que más estupefacientes introducía desde Marruecos, cayeran en otra importante operación.

En esa ocasión la Policía y la Agencia Tributaria arrestaron a 17 personas.

Entre ellos Emilio José Mazuelo, alias "Emilio el Moro", considerado la "mano derecha" del "Messi del hachís" y su supuesto sucesor.

"El Messi" se entregó hace un año a la Policía, tras llegar a un pacto con la Fiscalía por el que, tras abonar una fianza de 80.000 euros, quedó en liberad en noviembre del 2017 a la espera de ser juzgado, situación en la que hoy continúa.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Célis, ha asegurado este martes que estas operaciones son una prueba de que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado no van a cejar "hasta dar con el último de los narcotraficantes del Campo de Gibraltar".

Algunos de los detenidos hoy han ingresado directamente en la prisión de Botafuegos, porque, a las nuevas acusaciones dentro de este operativo, se suman órdenes pendientes de búsqueda y captura dictadas por otras causas, aunque por los mismos motivos.