Algeciras al minuto

  • Diario Digital | lunes, 16 de diciembre de 2019
  • Actualizado 07:40

LA TRIPULACIÓN DETECTÓ UN CONATO DE INCENDIO EN LA CÁMARA DE MOTORES AUXILIARES

Seis horas a la deriva en el Estrecho para un ferry con un centenar de pasajeros

Seis  horas de incertidumbre e incluso miedo para la mayoría de los pasajeros que han viajado en el ferry mientras esperaban ser trasladados por un remolcador, de nuevo al puerto ceutí. 

Fomentera
Fomentera
Seis horas a la deriva en el Estrecho para un ferry con un centenar de pasajeros

Toda una odisea para el pasaje que iba a bordo del barco Passió per Formentera, de la naviera Balearia, después de que éste se quedara a la deriva en aguas del Estrecho con 109 pasajeros y 29 tripulantes a bordo tras sufrir un conato de incendio en la cámara de motores. Seis  horas de incertidumbre e incluso miedo para la mayoría de los pasajeros que han viajado en el ferry mientras esperaban ser trasladados por un remolcador, de nuevo al puerto ceutí. 

Según ha informado la naviera en un comunicado, el suceso se produjo a las 6:25 horas de este viernes cuando el buque acababa de partir con destino al puerto de Algeciras  después de iniciar la travesía a las seis de la mañana.

La tripulación detectó un conato de incendio en la cámara de motores auxiliares, que fue “neutralizado inmediatamente” por la tripulación al activar “con celeridad” el protocolo de seguridad.

El incidente no ha supuesto en ningún momento peligro para el pasaje y la tripulación, aunque ha obligado temporalmente a dejar el buque sin propulsión autónoma, por lo que se ha solicitado un remolcador para regresar a Ceuta mientras era custodiado por las embarcaciones de Salvamento Marítimo ‘Salvamar Atria’ y ‘Luz de Mar’.

La naviera ha señalado que los pasajeros fueron informados y atendidos en todo momento por la tripulación, y a su regreso a Ceuta se les proporcionaría los medios necesarios para que puedan reemprender su viaje a Algeciras. Finalmente, el barco regresaba a la Estación Marítima de Ceuta sobre las 12.30 horas del mediodía después de más de seis horas en el Estrecho.

La naviera lamentaba las molestias ocasionadas al pasaje, y dispuso la incorporación inmediata del barco rápido Poeta López Anglada al tráfico Algeciras-Ceuta, que sustituirá al Passió per Formentera hasta que éste se encuentre listo para ser reincorporado, y que hizo su primera travesía a las doce la mañana.

Algunos de los pasajeros afectados han anunciado que  pedirán las indemnizaciones correspondientes después de la accidentada travesía.

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha mantenido un contacto , nada más conocer el percance, con el presidente de la Autoridad Portuaria de Ceuta, Rafael Rodríguez.

Vivas se ha interesado por lo ocurrido y por los pasajeros y tripulación, sobre lo que el presidente de la Autoridad Portuaria le ha comunicado que el suceso, localizado en una sala de máquinas, no ha acarreado daños para las personas, que han sido llevadas a cubierta en cumplimiento de los protocolos.