Algeciras al minuto

  • Diario Digital | sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 04:17

Piden ocho años para un joven por apuñalar a otro tras una reyerta en un pub

TCAM/EP La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cádiz juzga este lunes día 14 a un joven que presuntamente apuñaló a otro en el costado en dos ocasiones a raíz de una reyerta anterior mantenida en un pub

12012013_151917_425.jpg
Piden ocho años para un joven por apuñalar a otro tras una reyerta en un pub

•CÁDIZ;

12.01/013

TCAM/EP

  La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cádiz juzga este lunes día 14 a un joven que presuntamente apuñaló a otro en el costado en dos ocasiones a raíz de una reyerta anterior mantenida en un pubde la localidad de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

La Fiscalía solicita para el procesado una pena de ocho años de prisión por un supuesto delito de homicidio en grado de tentativa.Según se detalla en el auto de calificación fiscal, los hechos tuvieron lugar en la madrugada del 25 de febrero de 2006, cuando el procesado Diego T.M., se encontró con David B.A. en la plaza Pozo Amarguillo de la localidad gaditana tras una reyerta que habían mantenido anteriormente, esa misma noche, en el pub Litro.En el mencionado establecimiento se inició entonces una discusión entre ambos durante la que el procesado supuestamente sacó una navaja de unos siete centímetros de hoja que llevaba consigo y, "con intención de acabar con la vida" del anterior, se la clavó en dos ocasiones en el costado izquierdo.A consecuencia de ello, David B. sufrió herida por arma blanca en la axila izquierda y en la zona inferior del abdomen, además de una lesión en el brazo, causada por una mordedura. Por estas heridas tuvo que ser operado de urgencia, tardando las heridas en sanar más de 120 días y dejándole secuelas de movilidad.El Ministerio Fiscal entiende que los hechos descritos anteriormente son constitutivos de un delito de homicidio en grado de tentativa, con el agravante de abuso de superioridad. Así, solicita para el procesado una pena de ocho años de prisión y la prohibición de aproximarse a menos de doscientos metros de la víctima. Además, en concepto de responsabilidad civil, le reclama 16.100 euros por los días de ingreso hospitalario, agresiones y las secuelas.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad