Algeciras al minuto

  • Diario Digital | miércoles, 23 de octubre de 2019
  • Actualizado 20:27

Trasladan a la cárcel de Algeciras al 'Hannibal' gallego, uno de los presos más peligrosos de España

El Ministerio del Interior ha trasladado este viernes desde la prisión de Córdoba a la de Algeciras a Fernando Vázquez Ayude, considerado uno de los diez presos más peligrosos dee España, y conocido en el mundo carcelario como el 'Hannibal' gallego.

Botafuegos
Botafuegos
Trasladan a la cárcel de Algeciras al 'Hannibal' gallego, uno de los presos más peligrosos de España

Este sobrenombre se debe, según publica El Día de Córdoba, a un altercado que el colectivo 'Tu abandono me puede matar' consideró un intento de secuestro a un funcionario de la cárcel de Alcolea y que Instituciones Penitenciarias interpretó como un suceso entre reclusos.

Vázquez Ayude fue narcotraficante y cumple una condena de 66 años por dos delitos de homicidio. Su historial delictivo se ha forjado más dentro que fuera de la cárcel. Cuenta con un largo currículum de revueltas en muchos de los centros por los que ha pasado.

En 1990, en la cárcel de Monterroso (lugo) acuchilló a un preso; un año más tarde encabezó otro amotinamiento, con el secuestro de un funcionario en Herrera de la Mancha (Ciudad Real).

Es además el autor de la denuncia que originó el procesamiento del ex ministro del Interior Antoni Asunción, ya fallecido. La causa se remonta al verano de 1991, cuando varias prisiones españolas registraron motines violentos con secuestros de funcionarios y asesinatos de reclusos.

Tras ellos, Vázquez Ayude y otra docena de reclusos considerados muy peligrosos en régimen especial (los que forman parte del Fichero de Internos Especiales) fueron trasladados al centro Sevilla II. Entonces, se ideó junto al jefe de Inspección Penitenciaria una serie de medidas de especial control para aplicar a estos trece presos y acabar con la ola de amotinamientos que pusieron en jaque al sistema.

La puesta en práctica de estas medidas motivó que Vázquez Ayude denunciara a Asunción, al jefe de Inspección y a varios responsables de Sevilla II, al considerar que las mismas eran un sistema de tortura. Él y otros FIES señalaron que habían estado esposados durante días, que les habían impedido la salida al patio durante más de un mes, retirado sus pertenecias y obligados a vestir con el mismo mono durante un mes. Denunciaron que habían sido "humillados" y tratados "como perros".

Asunción vio cómo en 1995 el Tribunal Supremo archivaba la causa contra él, pero el resto de los acusados se enfrentaron a un juicio en la Audiencia Provincial de Sevilla que, finalmente, los absolvió.

Intento de secuestro en Córdoba

Según la denuncia de 'Tu abandono me puede matar', en el turno de noche del miércoles al jueves, durante la ronda de la 01.00 horas, el funcionario de servicio en esta unidad de régimen cerrado advirtió cómo el interno "le decdía a otro que se fuera preprarando y armando de lo qued tuviera a mano que iba a secuestrar a un funcionario y necesitaban que lo secundara, aprovechando que en el citado turno la plantilla estaba bajo mínimos.

Acto seguido, estos dos internos procedieron a ejecutar el plan que habían ideado. Así, los reclusos hicieron una llamada al interfono de comunicación con los funcionarios, "desafiándolos mientras destrozaban ambas celdas a golpes, rompiendo todo lo que tenían a mano". Consiguieron arrancar las ventas, con cuyos cristales lograron hacerse muñequeras y armas cortantes para poder llevar a cabo con éxito su proyecto de secuestro.

Debido a la gravedad de los hechos, se personó en el departamento la dirección del centro para intentar reconducir la situación, que se solventó "gracias a la pericia delos funcionarios. Aunque disponen demedios escasos, a la vez que osboletos y con una formación nula por parte de la Administración para este tipo de situaciones, arriesgan su vida".

El resultado de tal actuación fue un funcionario lesionado, con varios cortes en el brazo”, ha detallado.