Algeciras al minuto

  • Diario Digital | miércoles, 13 de noviembre de 2019
  • Actualizado 11:07

Miguel Ángel Perera sale a hombros en la última de la Feria Real de Algeciras 2019

El diestro Miguel Ángel Perera refrendó un año más su vínculo triunfal con Algeciras, pues si por la mañana descubría un azulejo en recuerdo del indulto de un toro de Jandilla que él mismo protagonizó el año pasado, por la tarde abrió la Puerta Grande de Las Palomas en la última de feria.

perera a hombros
perera a hombros
Miguel Ángel Perera sale a hombros en la última de la Feria Real de Algeciras 2019

Perera le construyó una faena pulcra al primer toro de la tarde, basada en la mano derecha, con mucho temple y sobre todo con un espadazo que propició la oreja.

El temple y la quietud siguió siendo la característica de una faena técnicamente de nota al cuarto. Fue una pena que lo matara de un mete y saca en los blandos. No obstante, sorprendentemente, el público pidió la oreja y le fue concedida.

Cayetano tuvo por delante un lote que manseó. No obstante, no se le puede negar la entrega al madrileño, aunque en su primera intervención la faena no tomara altos vuelos. Y en su segunda, en la que fue volteado con el capote afortunadamente sin consecuencias, puso más ganas que técnica. Cortó una oreja.

A Pablo Aguado había muchas ganas de verlo en Algeciras. Tuvo que ser en su segundo toro ya que el tercero de la suelta fue un manso imposible. Pero el sexto se movió con más sentido y Aguado interpretó una faena cargada de buen gusto, de serenidad y torería. Una media antológica en el quite y una faena donde hubo matices bellísimos.

Con cambios de manos que eran carteles y derechazos de templados y de trazo largo. Con la izquierda también destacó con algún natural de altos vuelos. Finalizó con una serie de frente con la izquierda y pinchó antes de dejar una gran estocada. Oreja para él.

FICHA DEL FESTEJO.- Seis toros Santiago Domecq, aceptables de presentación, con movilidad pero de condición mansa.

Miguel Ángel Perera, oreja y oreja.

Cayetano, ovación y oreja.

Pablo Aguado, silencio y oreja.

Última del abono de la feria de Algeciras, con casi tres cuartos de entrada en los tendidos.