Algeciras al minuto

  • Diario Digital | domingo, 12 de julio de 2020
  • Actualizado 01:25

Una OPE muy incierta

Marruecos no hará Operación Paso del Estrecho (OPE) este año por la pandemia del coronavirus, sin embargo, los ciudadanos marroquíes podrán regresar a su país, cuando abran las fronteras:  ¿cuándo?, ¿cómo?, ¿dónde? y sobre todo quién asumirá el control de esos millones de viajeros en tránsito por el país.

Una OPE muy incierta

La apertura de las fronteras de Europa y de Marruecos posiblemente a primeros de Julio, no solo favorece la circulación de las personas, sino que también puede ser la vía de propagación de personas posiblemente contagiadas o asintomáticas por el virus covid-19, por lo que habrá que preparar un protocolo especial y estar alerta ante una eventual situación.

La Operación Paso del Estrecho es un dispositivo conjunto de España y Marruecos, con la colaboración de otros países europeos, que cada verano permite a más de tres millones de marroquíes regresar a su país por vacaciones, especialmente por los puertos de Algeciras y Tarifa hacia Tánger, después de atravesar toda España.

El alcalde de Algeciras ya ha alertado sobre el peligro de la apertura de la frontera por parte de Marruecos sin una OPE organizada para el 2020. El doctor Fernando Simón, del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, considera muy prudente, sensata y beneficiosa para España la suspensión este año de la OPE.

Sin embargo, el ministro de Exteriores de Marruecos, Nasser Burita, precisó que los emigrantes marroquíes podrán volver a su país de origen cuando estén abiertas las fronteras, aunque no existe todavía fecha. Marruecos cerró sus fronteras el pasado 12 de marzo. Y hasta ahora. También anunció que no se abrirán las fronteras de las ciudades de Ceuta y Melilla.

El ministro marroquí detalló que la OPE supone todos los años el desplazamiento de cientos de miles de residentes marroquíes en Europa para pasar sus vacaciones de verano en su país de origen, y requiere preparativos y coordinación entre varios países desde el mes de abril, cosa que no ha sido posible este año debido a la pandemia del covid-19.

El Reino de Marruecos igual que el de España había esbozado un dispositivo para una hipotética OPE 2020. En ambos casos, las autoridades habían preparado un despliegue marcado por fuertes medidas de salud e higiene para prevenir la posible expansión del coronavirus. La gran preocupación era cómo mover este año con seguridad tantos viajeros.

Esta OPE constituye uno de los dispositivos más importantes a nivel mundial, y uno de los ejemplos de coordinación entre los países implicados en el tránsito de grandes flujos humanos. Cada año, una comisión mixta hispano-marroquí celebraba reuniones en ambos países, para su buen desarrollo. Este año no se han hecho, pero el SAE ha ofertado 27 plazas para trabajar en la OPE, a partir del 15 de Julio.¿Cómo?

En 2019 un total de 3.242.970 pasajeros y 760.215 vehículos tomaron parte en la OPE de ese año, un 3% más que el año anterior, según las cifras del ministerio español del Interior. Los puertos de Algeciras y Tarifa junto al de Tánger canalizan casi el 72% del total de esos tres millones largos de pasajeros.

El pasado 4 de junio, fuentes del ministerio del Interior de España apuntaron nuevos contactos con Marruecos para estudiar la viabilidad de la OPE porque la operación se consideraba entonces "aplazada pero no suspendida", sin embargo, el ministro marroquí con su anuncio considera zanjada la OPE de este año. Según el doctor Simón, “Marruecos nos ha hecho un favor al suspender este año la OPE”.

No sé qué ocurrirá a partir de ahora, pero sin la organización de España y Marruecos, con la actual situación epidemiológica, y ante la imposibilidad de tomar las medidas adecuadas por los países en tránsito, sobre todo en España donde los viajeros marroquíes la recorren de norte a sur, esta Operación debe suspenderse. No podemos tener una segunda oleada del coronavirus, que puede ser más terrible que la primera como ocurrió con la gripe española de 1918 cuando los combatientes de la I Guerra Mundial volvieron a sus países de origen.