Algeciras al minuto

  • Diario Digital | miércoles, 11 de diciembre de 2019
  • Actualizado 13:25

Por una sanidad pública de calidad

El pasado viernes miles de ciudadanos del Campo de Gibraltar clamaron en las calles de Algeciras por una sanidad pública de calidad. Los manifestantes denunciaban la falta de personal en los centros sanitarios y exigían soluciones.

Por una sanidad pública de calidad

El próximo día 21, jueves, a las 11.00 horas, todos los sindicatos de profesionales sanitarios de la comarca realizaran una concentración de protesta en el hospital Punta de Europa de Algeciras, ya se hizo otra en La Línea.

Los sistemas sanitarios públicos, tal y como los conocemos hoy, surgen tras la II Guerra Mundial para asegurar que la mano de obra estuviera sana y disponible, y para que la población retuviera una parte de su ahorro y mejorara el consumo. Desde 1945 hasta el comienzo de los años setenta se fueron construyendo y ampliando los servicios públicos de salud y de bienestar social.

Hoy día un sistema como el de Estados Unidos resulta de lo más disfuncional para la economía en general, y con un impacto excesivo para la economía de las familias. El modelo norteamericano supone que la sanidad es un negocio en lugar de un derecho. Por supuesto, España no se dirige hacia un sistema sanitario como el de Estados Unidos, pero vamos hacia un aumento de la privatización de la medicina y la salud.

De hecho, los empresarios de la medicina privada dicen que los ingresos obtenidos del lado público son mucho más rentables que los del privado. La sanidad privada obtiene de la pública la estabilización de sus beneficios a largo plazo. Así que, mientras ese dinero se destina a la privada, la pública pierde ocasión de invertirlo en infraestructuras y personal, y la atención primaria se va convirtiendo en la principal víctima del sistema.

La atención primaria es la asistencia más cercana a la población, y debe ser eficiente y equitativa, porque sus principales usuarios son enfermos crónicos y personas mayores, pero su pervivencia hoy en día es pura apuesta política. Los recortes a la atención hospitalaria será lo último que recorten los gobiernos autonómicos, pero es fácil empezar por el capital humano. Según la plataforma de sanidad faltan 40 especialistas en el Punta de Europa y 11 en el Hospital de La Línea, y no se cubren las bajas. Se están pasando y no podemos permitirlo.

Porque no hay mayor enemigo del sistema público de salud que su mal funcionamiento, y en esa dinámica del sistema están las listas de espera. Y precisamente para combatir estas listas de espera entra como salvadora la sanidad privada, traída de la mano de los trileros que ahora gobiernan la Junta de Andalucía. Pretenden convertir la salud en una responsabilidad individual más que pública y colectiva.

Hace falta una medicina 4P: personalizada, preventiva, predictiva y participativa. Esta es la nueva medicina, y está muy en boga dentro de las vanguardias de la salud. Pero este concepto de generación de salud 4P, nunca debe separarse del contexto social y debe venir acompañado de políticas relacionadas con unas condiciones de vida saludable, justamente lo que falta en el Campo de Gibraltar. Así que, independientemente de quien gobierne, los ciudadanos estamos preocupados y enfadados y, por supuesto, salimos a las calles y lo seguiremos haciendo para defender nuestro sistema sanitario público, digno y de calidad.