Algeciras al minuto

  • Diario Digital | domingo, 07 de junio de 2020
  • Actualizado 01:56

El superávit de los ayuntamientos

El Gobierno permitirá a los ayuntamientos emplear sus 3.830 millones de euros de superávit de 2019, así como más de 7.000 millones de remanentes para costear el proceso de desescalada y reconstrucción social y económica tras la pandemia del coronavirus.

El superávit de los ayuntamientos

Pero me gustaría saber si esa cuantía es exacta, porque no me fio de las cuentas de los Ayuntamientos como el de Algeciras.

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha revelado esta información tras una reunión celebrada mediante videoconferencia entre la Junta de Gobierno de la FEMP y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Caballero ha celebrado que Sánchez haya aceptado esta reivindicación de los consistorios españoles en una reunión a la que ha dado la máxima trascendencia y que ha calificado de "muy constructiva y positiva”. Sin embargo, no se sabe la cuantía exacta de ese dinero y, sobre todo, los proyectos concretos a los que se va a dedicar.

Por lo pronto, el presidente Sánchez se ha comprometido a reunirse cada quince días con la FEMP para continuar así con una vinculación que, según ha destacado el alcalde de Vigo en rueda de prensa telemática, sitúa a los municipios al mismo nivel que las comunidades autónomas y los hace partícipes de la "arquitectura del Estado" dentro de sus competencias. Como debe ser.

La utilización del superávit y los remanentes a los ayuntamientos, diputaciones, consells y cabildos insulares precisa, no obstante, de una autorización que deberá concretarse mediante una ley o un decreto ley, todavía pendiente, según ha puntualizado el presidente de la FEMP.

Para avanzar en esta línea, la FEMP se reunirá con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y con la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, a fin de analizar "en qué dirección" se van a gastar los fondos del superávit y los remanentes dentro del proceso de desescalada del confinamiento y para contribuir a la "reconstrucción social y económica" del país.

Dicho todo lo anterior, pienso en el Ayuntamiento de Algeciras. Todos los años en sus presupuestos y liquidaciones hablan de superávit o remanentes de Tesorería para financiar gastos, cuando sabemos que no son reales. Gracias a la ingeniería contable que practican en las cuentas municipales anuales, nos presentan datos adornados para distraernos de la mala gestión económica.

Porque si los superávit y remanentes fueran verdad, no estaríamos acogiéndonos desde el año 2012 a los Fondos de ordenación y de financiación de las entidades locales para poder atender el pago de las deudas vencidas, liquidas y exigibles con los proveedores. Nuestra deuda viva, la deuda con los bancos, no se elevaría muy por encima de los 220 millones de euros.

Así que, el Ayuntamiento de Algeciras ni está ni se le espera en el proceso de desescalada y reconstrucción social y económica por la pandemia del coronavirus, porque en este periodo de Estado de Alarma ha sido incapaz de cubrir las necesidades básicas o mínimas de los algecireños en viviendas, servicios sociales y equipamiento de material de protección individual. Llamar al Ayuntamiento pidiendo ayuda es tiempo perdido.

En Algeciras está comprobado que es misión casi imposible contactar a través de los teléfonos que ha publicitado el Ayuntamiento para atención ciudadana. Tampoco se ha convocado la Red TRIS (Trabajo en Red por la Inclusión Social), ni se ha dado respuesta ante la propuesta de Asociaciones de convocarla. Este es un trabajo para la coordinación efectiva entre administración y las diferentes entidades ante los casos de mayor vulnerabilidad y exclusión.

El Ayuntamiento a estas alturas de la pandemia no ha sido capaz ni de proveer de mascarillas a sus propios funcionarios o al personal contratado de sus empresas públicas (Algesa, Emalgesa o CTM). Y para los algecireños igual o peor, como ejemplo, la entrega de solo 400 mascarillas a la Asociación de la Piñera para protección de sus vecinos. No tengo la cifra exacta de otras barriadas y asociaciones, pero más o menos igual.

El presidente de la FEMP también ha pedido que se habiliten mecanismos de liquidez para las corporaciones locales que no tengan superávit ni remanentes y ha confiado en que las comunidades autónomas empleen parte de los recursos recibidos del Gobierno. Igual debería hacer el Ayuntamiento de Algeciras con los 421.112 euros que les corresponden del fondo social creado por el Gobierno central para este fin. Pero Landaluce ni sabe, ni es capaz de gestionar bien esta grave crisis que estamos sufriendo todos los algecireños.