Algeciras al minuto

  • Diario Digital | lunes, 25 de enero de 2021
  • Actualizado 18:09

Cartas al director. Al servicio del puerto (I)

Antonio Benítez

Una de las grandes ventajas de la época que nos ha tocado vivir es la posibilidad de poder oír y ver, una y otra vez, cualquiera de los acontecimientos de interés público que se celebran en las instituciones, grabados mientras suceden y puestos a la disposición de los interesados en ese escenario gratuito y universal que es la Red.

Cartas al director. Al servicio del puerto (I)

Mi interés por el uso futuro del Llano Amarillo propuesto por el Gobierno Municipal – al que he dirigido alegaciones que, pese a lo establecido en las leyes vigentes,  aún no han tenido respuesta – hizo que “asistiera” en directo a la presentación del Estudio de Detalle, al debate subsiguiente y a su aprobación definitiva.  

Para no dejarme llevar por la indignación provocada por la repuesta de la concejal delegada de Urbanismo, en nombre del equipo de gobierno, a las intervenciones de los portavoces de los grupos de la oposición, en particular al portavoz del Grupo Socialista; para poder también moderar mis opiniones en relación con las intervenciones de los técnicos municipales, en estos días he vuelto a ver, con calma, detenidamente, el video del pleno (disponible, para todo el que tenga interés en el asunto, en https://www.youtube.com/watch?v=fP9mQiDY_3I)

Conocidas de antemano las posturas de los distintos grupos, la concejal de Urbanismo dedicó apenas un par de minutos a dar respuesta a las cuestiones planteadas por el portavoz de Vox (proclive, con reparos, al proyecto) y a la portavoz de Adelante Algeciras (que dio su aprobación, también con reparos).

Al primero, que puso en evidencia la falta de respuesta a las alegaciones presentadas al proyecto, la concejal, poniéndose la legislación vigente por montera, salió del paso afirmando que – cito textualmente – “si las alegaciones no se han entregado todavía es porque la Gerencia es un órgano que informa, no que aprueba, y hasta que el Pleno no apruebe definitivamente el proyecto de detalle no se les pueden emitir esos informes a los que han presentado las alegaciones”.

Es evidente que la concejal de Urbanismo no ha estudiado en profundidad la legislación urbanística aplicable al caso, ni tampoco solicitó la asistencia de la asesora legal de su concejalía (y, si la solicitó, no fue convenientemente asesorada) por lo que me veo obligado a explicarle a la concejal (y recordar, de paso, a su asesora) lo que dice el RD 7/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana (TR-Ley del Suelo) sobre la participación de los ciudadanos en el planeamiento urbanístico.

El apartado e) del Artículo 5 de la Ley dice literalmente: Todos los ciudadanos tienen derecho participar efectivamente en los procedimientos de elaboración y aprobación de cualesquiera instrumentos de ordenación del territorio o de ordenación y ejecución urbanísticas y de su evaluación ambiental mediante la formulación de  alegaciones, observaciones, propuestas, reclamaciones y quejas y a obtener una respuesta motivada, conforme a la legislación reguladora del régimen jurídico de dicha Administración y del procedimiento de que se trate.

El Tribunal Supremo ha destacado en numerosas ocasiones la importancia de ese trámite de información pública. Así, en la sentencia del Tribunal Supremo de 16 de febrero de 2009 -EDJ 2009/16924 se señala que “el trámite de audiencia en los procedimientos de elaboración de instrumentos de ordenación territorial no supone la mera formulación de los […] alegatos de los […] participantes en la información pública”; para considerar integrado y realizado el trámite de audiencia son necesarias “la reposada lectura de los mismos por la Administración y su contestación específica sobre las razones que lleven a la aceptación o rechazo de tales alegaciones para así considerar integrado y realizado el trámite de audiencia pública, que debe posibilitar la corrección de errores, puntos de vista o cambios de enfoque en el contenido del Plan”.

Es evidente que la resolución del Pleno, aprobando definitivamente el proyecto de Estudio de Detalle del frente norte del Llano Amarillo, sin haber dado previamente respuesta razonada a las alegaciones presentadas, se ha hecho vulnerando el derecho ciudadano que el artículo 5.e) del TR de la Ley del Suelo me reconoce.   

Siendo esto así, reclamaré la nulidad del acuerdo.