Diario Digital | 4 de octubre de 2022 19:39

Logo VectorNOTEESCONDASCMAR-CA_

Pensamientos y reflexiones. Es la “pasta» tío, es la “pasta».Por Ángel Luís Jiménez

La economía española registra capacidad de financiación por primera vez desde 1997

TCAM/REDACCION

En San Roque, el concejal socialista Juan José Puerta declaró la guerra a su Grupo en el Pleno municipal del miércoles al votar en contra de los presupuestos del 2013 junto a los grupos de la oposición (PP-USR). Una postura que provocó que fueran rechazados los presupuestos al obtener solo 10 votos positivos de 21 asistentes. El cambio del voto del concejal Puerta, según desveló el alcalde Ruiz Boix, se debió a que quería cobrar más como concejal. En la Diputación fue al revés, de momento se acabó la guerra y llegó la paz entre los diputados socialistas. En el Pleno de la diputación del pasado miércoles, los sectores griñanistas y críticos firmaron un armisticio. La apertura de expedientes disciplinarios, bajo amenaza de expulsión, terminó por convencer a cinco de los seis diputados críticos. Claudicaron al rubricar un documento en el que aceptaban a la alcaldesa de Sanlúcar como nueva portavoz, sustituyendo a José María Román, que se mantiene en pie de guerra. Pues, no firma la tregua porque dice que lo han echado. En esta debacle cae el diputado algecireño, Diego Sánchez Rull, como portavoz adjunto, perdiendo su remuneración mensual de 1.600 euros. Aquí señores, no nos equivoquemos, estamos hablando de “pasta”, de dinero y no de ideas. José María Román deja de cobrar con el cambio su asignación de 3.300 euros como portavoz, que pasan a la alcaldesa de Sanlúcar y secretaria provincial, Irene García. Reflexionando sobre esta triste información recordaba que el mes pasado se publicó la encuesta del CIS en la que la clase política volvía a aparecer como el tercer problema que más preocupa a los españoles. La clase política, dicen los encuestados, lejos de constituir una solución para estos tiempos de incertidumbre y crisis, ha pasado a ser parte principal de ella. En los datos del CIS, un 80% de los ciudadanos -sin diferencias significativas entre los votantes de los distintos partidos- consideran que, en conjunto, la clase política ni sabe estar a la altura de las circunstancias actuales ni da la talla. La clave de este desafecto ciudadano está en el alejamiento de estos del sentir de la sociedad. Una abrumadora mayoría de ciudadanos (88%) creen que los partidos y los políticos tienden, cada vez más, a pensar solo en sus intereses. En definitiva, a los múltiples efectos directos de la crisis económica en nuestra sociedad hay que añadir algo alarmante, la constatación ciudadana de carecer, cuando más falta hace, de liderazgos políticos confiables, eficientes, que den cauce a lo que piensa, les preocupa  y necesita la gente. Y así nos va…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias de hoy

Lo más leído